El Centro de Atención Permanente (CAP) de Xela también contempla realizar hisopados a repartidores de comida.

Por José Racancoj
El mercado Minerva, el más grande de la ciudad de Quetzaltenango, será priorizado por el CAP para realizar hisopados y detectar o descartar casos de coronavirus.

Las pruebas se iniciarán la próxima semana, de acuerdo con el director del CAP, Salvador Soto, quien agregó que se realizarán de manera aleatoria en distintos puntos del mercado.
“Vamos a empezar primordialmente en las ventas del mercado de la terminal (Minerva). Será aleatorio, no podemos hisopar a todo mundo”, explicó.

En este centro de compras, ubicado en la zona 3 de Xela, recibe a cientos de personas cada día, no solo de Xela sino de la región. Durante los últimos días estuvo cerrado debido a que se detectó un caso de coronavirus en un trabajador municipal de limpieza que labora en este centro de compras, según la comuna.
Vendedores negaron la versión municipal y aseguraron que en ese mercado no se ha dado ningún caso de COVID-19.

Repartidores de comida también
Soto indicó que también se tiene contemplado realizar hisopados a repartidores de comida rápida, con el fin de resguardar la salud de la población.

De momento el CAP estableció una serie de requisitos y medidas mínimas de higiene que deben cumplir los repartidores de comida, así como los establecimientos que producen y venden comida, como restaurantes, cafeterías y comedores.

Desde ayer, varias personas iniciaron con los trámites necesarios para regularizarse y contar con la papelería respectiva. “Se busca tener una base de datos, que ellos tengan su papelería y nosotros vamos a verificar que los alimentos sean preparados con higiene”, apuntó.