Para que se pongan en marcha el servicio colectivo en Xela aún hacen falta afinar varios detalles, desde inspecciones de las unidades hasta capacitaciones de los pilotos. 

Los buses tipo camioneta son los que podrán circular en alerta roja en Xela, aunque con un 50 por ciento de su capacidad.

Por José Racancoj 

Aún en plena alerta roja, el transporte urbano y extraurbano ya podrá funcionar en Xela, así como en todos los municipios que están en la misma categoría. Sin embargo, lo podrán hacer con el 50 por ciento de la capacidad de cada unidad, y siguiendo protocolos sanitarios. 

En la ciudad altense hoy quedó claro, según la postura de las autoridades ediles, así como de Gobernación, que no se pondrá en marcha el servicio sin que antes se definan los protocolos y se realicen pruebas. 

El gobierno municipal altense aseguró que en la alerta roja, sólo podrán circular los buses tipo camioneta, de los cuales hay un aproximado de 140 en la ciudad. Los tipo combis y coster podrán movilizarse cuando el municipio esté en alerta anaranajada, y los microbuses podrán circular al estar en alerta amarilla. 

Centro comerciales deben presentar protocolos 

El gobernador departamental Erick Tzun se reunió este día con el alcalde de Xela Juan Fernando López, el director del Área de Salud, el presidente de la Cámara de Comercio, representante de la Cámara de la Industria, delegado de la Gremial de Transportes y el alcalde municipal de Cabricán, para hablar de la reactivación del servicio colectivo, pero también de la apertura de los establecimientos comerciales.

Tzun dijo que se habló de cómo empezarán a funcionar los centros comerciales, a quienes se les ha solicitado que presenten un protocolo de apertura, que debe ser acorde a las disposiciones presidenciales, que establecen la cantidad límite de personas según los metros cuadrados.

Rodrigo Villatoro, presidente de la Comisión Municipal de Transporte, explicó durante la primera reunión con empresarios del transporte que operan con camionetas, que inicialmente las unidades deberán pasar por una inspección por cada ruta, lo cual podría iniciar este jueves o viernes, luego se realizarán pruebas, lo que se haría la próxima semana. Además, se debe capacitar a los pilotos y ayudantes. Luego de todo esto, ya se pondrá en marcha el servicio de los buses tipo camioneta. 

Previo a esta reunión Villatoro dijo que se tendrá acompañamiento de la Defensoría del Usuario del Transporte Público de la Procuraduría de los Derechos Humanos, para dar lineamientos. 

Agregó que se tendrá control por medio de la Policía Municipal de Tránsito y se impondrán sanciones de acuerdo a lo dispuesto por el Ejecutivo.

Autoridades municipales se reunieron con transportistas para exponerles cómo será el proceso para reactivar el servicio colectivo

Erick Tzun, gobernador departamental, refirió que previo al poner en funcionamiento el servicio colectivo en todo el departamento se debe determinar qué tipo de transporte circulará, en qué lugares estarán las paradas, tanto urbanas como extraurbano, entre otros aspectos. 

Tzun apuntó que para que esté en funcionamiento el servicio urbano, los buses deben contar con el aval de la comuna y de las autoridades de Salud local, mientras que el extraurbano requiere autorización de la Dirección General de Transporte (DGT) y del Ministerio de Salud. 

Autoridades de Salud, Gobernación, ediles, transporte y comercio se reunieron este día en Xela para hablar del proceso de reapertura.