La pronta intervención de vecinos y el apoyo de los Bomberos Voluntarios evitó que el fuego se extendiera. 

Fotos CVB Quetzaltenango

Por José Racancoj 

El incendio se registró la noche del primer sábado de agosto en una vivienda construida principalmente de madera y adobe, que se ubica en la 23 avenida A, cerca de la 4a. calle, zona 1 de Xela.

El espacio que las llamas consumieron funciona como dormitorio y cocina a la vez, comentó Adoni Cifuentes, de los Bomberos Voluntarios, quienes atendieron la emergencia. 

Hugo Nimatuj, residente del inmueble afectado, refirió que el siniestro inició a causa de una candela que tenía encendida, debido a que desde hace semanas no cuentan con el servicio de energía eléctrica. 

Dentro de la residencia se encontraba él junto a sus dos nietos, uno de 2 años y 8 meses, y otro de 1 año y 5 meses, a quienes logró sacar ilesos. “Agradezco a Dios que mis nietos estén bien”, comentó. 

Las pérdidas se estimaban en más de Q3 mil 500, de acuerdo con reporte de los socorristas.