Desde que el inicio de la pandemia las autoridades municipales de Cantel iniciaron acciones para prevenir la propagación de la covid-19, lo que a criterio del alcalde David Chojolán han sido exitosas.

Por Mirna Alvarado

Hasta hoy 106 casos de covid-19 se han reportado en el municipio de Cantel, una cifra bastante baja considerando su cercanía con la cabecera departamental, pero a criterio del jefe edil, evitar las aglomeraciones fue parte esencial para la contención de contagios.

“Vimos que suspender las actividades religiosas y de otra índole no era suficiente, nos dimos cuenta que uno de los focos de propagación eran los mercados y por eso decidimos implementar más mercados cantonales”, dijo el alcalde durante una entrevista en Diálogos Desde Casa transmitido por La Prensa de Occidente.

Antes de la pandemia Cantel contaba solo con 3 mercados, uno en la cabecera municipal y los otros dos en las aldeas La Estancia y Pasac 1, sin embargo ahora todas las comunidades tienen su propio lugar de abastecimiento y comercialización.

Un empleado municipal de Cantel, aplica gel antibacterial a un vecino en la entrada del mercado cantonal de pasac 1

“Nuestro municipio ahora tiene ocho mercados cantonales y uno de artesanía, lo que ayudó a que la gente se concentrara en un solo lugar”, manifestó el alcalde.

Pero la estrategia va más allá debido a que cada mercado cuenta con personal municipal que vela por el distanciamiento de ventas, el control en las entradas y salidas, la aplicación de antibacterial y la restricción para menores de edad y personas de la tercera edad.

El alcalde refirió que la apertura de más mercados cantonales ha evitado una baja en la economía de la población, debido a que quienes suministran de productos de primera necesidad son personas originarias de las comunidades que utilizan este espacio para generar ingresos.

Según explico el jefe edil de esa localidad otra estrategia ha sido la desinfección en diferentes comunidades así como en el cementerio general, en donde se realizan los protocolos respectivos aunque las personas no hayan fallecido por covid-19.

Personal de Salud y de la Municipalidad de Cantel en la entrada del cementerio general activan protocolos sanitarios durante un funeral.

Señala deficiencias

El alcalde también cuestionó la eficacia del sistema de salud para la detección de casos, así como la incongruencia entre los datos que maneja el Ministerio de Salud.

“El tablero dice que tenemos solo 100 casos pero la sala situacional presentada por el Área de Salud nos muestra que tenemos 106”, explico.

Agregó que desde el inicio de la pandemia los datos fueron inconsistentes pero la falta de pruebas para abarcar más población es una de las grandes debilidades del sistema de salud.

Empleados municipales realizan desinfección en las calles aledañas al edificio edil, ubicado en la cabecera municipal.

 

Agregó que los ofrecimientos del gobierno como la caja alimenticia y el bono familia no han llegado a toda la población, ante ello como autoridades municipales compararon productos de la canasta básica para distribuirla entre la población más vulnerable.

Señaló que no participa de las reuniones que la Asociación Nacional de Municipalidades convoca porque tampoco han tenido apoyo relevante para el municipio.

“La Anam no pasa de mandar consejos, afiches y boletines, por eso preferimos armar nuestras propias estrategias”, refirió.

A la fecha en ese municipio se han registrado 10 fallecidos, por lo que el jefe edil hace el llamado a la población para continuar con las medidas de prevención.

Otras estrategias

Para garantizar la seguridad alimentaria, las autoridades municipales utilizan terrenos comunales donde han sembrado hortalizas, de esa cuenta proveer de estos cultivos a las familias de escasos recursos.

Un grupo de empleados municipales junto a vecinos de la aldea Urbina realizan la preparación de los huertos municipales, con los cuales se pretende garantizar la seguridad alimentaria.

También se implementó a finales de julio el sistema de telemedicina, el cual consiste en atención médica para la población, “si alguna persona se siente mal puede comunicarse a los números telefónicos de la municipalidad, si el médico se encuentra en el lugar será atendido de inmediato, pero si estuviera en alguna visita, se piden los datos del vecino y se le devuelve la llamada”, puntualizó el alcalde.

Este no es el primer municipio que implementa este tipo de servicio, también en el municipio de Zunil se implementó hace 30 días el sistema de médicos en su casa, quienes de igual forma hacen consultas vía telefónica, si el médico determina gravedad en los consultantes, se le realiza una visita domiciliar.

Una vendedora del mercado cantonal de pasac 2, utiliza careta como parte de los protocolos sanitarios establecidos por el gobierno. Foto/Muni Cantel