Reabrir las escuelas en países donde la transmisión del coronavirus aún es alta “sólo empeorará la situación”, ha advirtió el director de Emergencias Sanitarias de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el irlandés Mike Ryan.

Foto ilustrativa

Por Mirna Alvarado

Mientras aumentan las dudas en muchos países sobre la viabilidad de reiniciar el curso escolar, luego que se viera interrumpido por la pandemia, Ryan ha aconsejado que esto se haga sólo si los niveles de contagio son bajos y los sistemas de salud tienen preparadas medidas de reacción en caso de aparición de positivos en las aulas.

“Todos queremos que los niños vuelvan a clase”, aseguró el irlandés, aunque es necesario que “ellos y los profesores lo hagan en un marco seguro”, añadió, en una sesión de preguntas de internautas retransmitida por la OMS a través de las redes sociales.

Preguntado sobre si los padres de niños con problemas de salud previos deben llevar o no a sus hijos a la escuela en caso de que las clases se reanuden, Ryan dijo que ello dependerá de los preparativos de cada escuela, por lo que ha pedido que se consulte a los responsables de cada centro educativo antes de hacerlo.

De igual forma aquellos profesores con dolencias crónicas u otros problemas de salud deberán consultar con sus médicos al momento de decidir si tomar o no precauciones a la hora de acudir a su trabajo, según explico la directora técnica de la OMS, la estadounidense Maria Van Kerkhove.

En Guatemala la ministra de educación señaló que el ciclo escolar deberá concluirse de forma virtual ante la posibilidad de un repunte de contagios esperado en septiembre próximo.

Las autoridades de Salud han señalado que el riesgo de contaminación aún no ha pasado y con el levantamiento de algunas restricciones los contagios se dupliquen, por el nivel de contacto que se genera de persona a persona.

En el departamento de Quetzaltenango, las autoridades de Educación han iniciado acercamiento con los gobiernos locales para determinar los protocolos a seguir, de cara al regreso a clases que según indican será el próximo año.

La OMS ha recomendado a los gobiernos no apresurar el levantamiento de los confinamientos, debido a que no se ha podido establecer con certeza el comportamiento epidemiológico del virus ya que en algunos continentes se han registrado rebrotes y en otras todavía no se ha salido de la primera oleada.