El personal del cementerio general de Quetzaltenango realiza durante el día la excavación de por lo menos 10 tumbas para que al momento de darse un entierro por la noche el proceso sea más rápido y menos peligroso.

Por Mirna Alvarado

Luego de que un medio de comunicación publicara imágenes aéreas del sector conocido como La Loma del cementerio general de Quetzaltenango ubicado en el sector El Calvario de la Zona 1, donde supuestamente los cadáveres covid-19 se encuentran expuestos, las autoridades municipales se pronunciaron al respecto.

El concejal Guillermo Ramírez integrante de la comisión de riesgos dijo que las tumbas se encuentran abiertas pero vacías. “Se abren las sepulturas para que se encuentren listas en el momento que sea requerido, de esa manera se expone por menos tiempo a los empleados municipales”, apuntó.

De acuerdo con el concejal Rodrigo Villatoro también integrante de dicha comisión, otra de las razones por las que se abrieron las sepulturas fueron las intensas lluvias, “se procura abrir aproximadamente 10 tumbas cuando el clima lo permite y para que no se vuelvan a llenar de tierra se protegen con nylon”, apuntó el funcionario.

“Sabemos que el cementerio ha sobrepasado su capacidad pero eso no significa que pongamos en riesgo a toda una población”, señaló el concejal Villatoro.

Recientemente la comuna altense aprobó el uso de nichos familiares siempre y cuando la población cumpla con los requisitos establecidos, las autoridades piden evitar fomentar el pánico en la población.