Todo el personal de ese nosocomio se practica los hisopados respectivos de lunes a viernes, en grupos de 30 o 40 por día para prevenir aglomeraciones, las pruebas buscan descartar contagios y llevar un control.

Encargados del laboratorio del Hospital Regional de Occidente realizan hisopados a sus compañeros de labores, como parte de las estrategias para prevenir contagios de Covid-19 dentro del hospital.

Por Mirna Alvarado
Desde el inicio de la emergencia sanitaria, unos 98 empleados del Hospital Regional de Occidente HRO, dieron positivo al nuevo coronavirus covid-19 y tras recibir tratamiento y guardar cuarentena todos ya se han recuperado y solo 5 fueron hospitalizados.

El subdirector técnico del hospital Víctor López, señala que para descartar algún contagio que pueda poner en riesgo al resto del personal o a los pacientes, toda la semana los empleados deben realizarse las pruebas respectivas.

“Programamos grupos de 30 o 40 personas, algunos piden hacerse el hisopado y otros son sometidos a las pruebas al azar, eso nos sirve a nosotros también para llevar un control y evitar posibles brotes”, mencionó el galeno.

De acuerdo con el doctor López, la mayoría de los empleados se contaminaron fuera de ese nosocomio. “algunos fueron atendidos aquí otros en el hospital temporal, pero gracias a Dios ninguno falleció, esperamos seguir así”, refirió López.

Hasta la fecha se han practicado alrededor de 1,500 hisopados, debido a que todo el personal de salud de ese nosocomio se encuentra en riesgo, aunque quienes están en alta vulnerabilidad es el personal médico y de enfermería a cargo del área de aislamiento o la zona roja, donde se encuentra el encamamiento de los positivos de Covid-19.

“A ellos se les practica el hisopado a cada 15 días, inicialmente se les corre un antígeno, que es la prueba inicial y después se confirma con PCR que es una prueba mucho más específica para diagnosticar Covid-19”, enfatizo el subdirector del HRO.