En 1848 hubo un nuevo intento para que resurgiera el Sexto Estado de Los Altos, pero al igual que la primera vez, el sueño de emancipación no duró mucho.

Por José Racancoj
Mañana, 5 de septiembre, se cumplen 172 años del segundo intento de los pueblos del Occidente de separarse de Guatemala, siendo un episodio histórico que no es muy conocido.

La primera vez que se proclamó el Estado de Los Altos, que comprendía territorios del occidente de Guatemala, como Quetzaltenango, Totonicapán y Sololá, así como el actual Soconusco, México, fue en 1838. Pero en 1840, Los Altos fue recuperado por Rafael Carrera para Guatemala.

Ocho años después de estos hechos, el 5 de septiembre de 1848, se intentaría de nuevo la emancipación de Los Altos. En esa fecha, comenta el historiador y cronista oficial de Quetzaltenango, Francisco Cajas, el pueblo nuevamente decretó su independencia, formándose un triunvirato de gobierno en el que participaron el párroco de la Catedral altense, Fernando Antonio Dávila, don Rafael de La Torre y el licenciado José Velasco.
Además, como ministro general fue designado don Manuel Fuentes.

Cajas refiere que el presidente de El Salvador, Doroteo Vasconcelos, nombró al doctor Isidro Melendez como embajador extraordinario ante el Sexto Estado, dándole así su respaldo.

Sueño efímero
“Pero en Guatemala las aguas se movían de manera turbia en contra de Quetzaltenango, y un falso prócer de la independencia, José Francisco Barrundia, lanza a través del presidente Juan Antonio Martínez, un decreto en el cual dicen que Guatemala ya es una República, y por lo tanto Los Altos no pueden separarse”, refiere Cajas.

Tras esto, el presidente de El Salvador decide que dejará de ayudar plenamente a Los Altos, aunque tratará de mantenerlos en el poder, comenta el historiador.

De acuerdo con Cajas, en dos años, entre 1848 y 1849, se dieron una serie de situaciones que terminan con una segunda invasión de Rafael Carrera a Los Altos. “De una manera criminal hace ver a todas las autoridades de los pueblos que si los quetzaltecos vuelven a retomar el Sexto Estado no dejará piedra sobre piedra y arrasará a todos los pueblos del occidente del país”, apunta.