El área tendrá nueve camas, contará con monitores de signos vitales entre otros, la iniciativa surge de la alta demanda de este servicio.

Este es el lugar que se habilitó para el encamamiento de mujeres embarazadas del HRO

Por Mirna Alvarado

En el Hospital Regional de Occidente se habilitó un área específica para la atención de mujeres embarazadas asintomáticas y con síntomas de coronavirus, la intención es prevenir decesos.

Giovanni Ortega director del HRO asegura que a la semana se atienden de 6 a 10 mujeres embarazadas, quienes esperan el momento del parto o la cesárea. “La intención es que las pacientes embarazadas estén bien atendidas y fuera de riesgo”, indicó.

Desde que inicio la pandemia el área de ginecoobstetricia ha atendido a 46 pacientes quienes han dado a luz 40 bebes, “en esta cifra se incluye un parto general que fue de una mujer con covid-19”, aseguró el galeno.

Ortega explico que se ha registrado el fallecimiento de una mujer que dio a luz en ese hospital a causa del coronavirus, la mujer se encontraba con un cuadro grave, sin embargo el bebé se encuentra fuera de peligro con sus familiares.

“Una vez se realice el parto, el bebé se trasladará al área de pediatría donde se le atenderá, mientras que la madre permanecerá en el lugar que se habilitó para ellas, de esa manera no habrá necesidad de trasladarla al hospital temporal”, enfatizó Ortega.

La carga viral existente en el hospital temporal también fue uno de los motivos para la creación del área para mujeres embarazadas, además se prepara como parte de la segunda ola.

Bebés fuera de peligro
Según el doctor Giovanni Ortega los niños nacidos en ese hospital no presentan síntomas de covid-19 debido a que el virus no se transmite de forma vertical (de madre a hijo), tampoco hay transmisión por medio de la leche materna.

Agregó que cuando las madres alimentan a sus hijos, utilizan todas las medidas de prevención, el contagio se da si las madres se retiran las mascarillas y estornudan, tosen o alguno de sus fluidos tiene contacto directo con los recién nacidos.

“Una vez el bebé nace se traslada a pediatría, se le lleva a la madre para que lo alimente, permanece en el hospital 24 horas, después se entrega a los familiares quienes lo cuidan por 14 días en lo que la madre sale del hospital”, refirió el funcionario.