Autoridades buscan determinar cuál es el estado actual de los microbuses y qué mejoras se les deben efectuar.

Por José Racancoj
Durante esta semana, autoridades ediles realizaron una inspección “preventiva” a los microbuses del servicio urbano de la ciudad altense.

El jefe de la Policía Municipal de Tránsito de Quetzaltenango (PMTQ), José Mendoza, explicó que el objetivo es determinar cuál es el estado de las unidades y recomendar a qué mejoras se deben someter, previo a que se pongan en circulación.

“Lo que hemos visto es que algunos requieren reparaciones en los asientos, y luego se deben atender situaciones relacionadas a los años que llevan circulando. Si es necesario el cambio de la unidad, se hará la recomendación”, explicó el jefe policial.

En el municipio hay un aproximado de 400 microbuses de este tipo que prestan el servicio urbano, según los registros de la Comisión de Transporte.

Mendoza hizo énfasis en que esta inspección es “previa a la oficial”, la cual se hará más adelante y donde los transportistas ya deberán haber atendido estos problemas.

Aún sin fecha prevista
La circulación del transporte urbano en Xela es aún incierta, pues la alerta por covid-19 se encuentra en rojo.

Hasta el momento los microbuses urbanos no pueden circular en la ciudad altense, pues solo se les permitirá operar cuando baje el nivel de alerta.

En este momento los únicos que podrían llegar a circular son los buses grandes, pero aún no hay autorización por parte de las autoridades municipales.