Tras una reunión entre representantes del Centro Histórico, un grupo de religiosos y el arquitecto encargado de la obra, se concluyó el permiso para poder iniciar los trabajos de restauración.

Por Mirna Alvarado

Los primeros daños observados en las cúpulas de Catedral, se observaron luego del fuerte sismo ocurrido el 7 de noviembre de 2012, en ese momento las grietas no eran tan evidentes a simple vista, el temblor de 7 de septiembre de 2013 abrió las aberturas, sin embargo no fue hasta el sismo del 14 de junio de 2017 que el problema se agudizó.

Marco Tulio Zelada, presidente del grupo de liturgia de dicha iglesia, comentó que a partir de este lunes 21 de septiembre, personal especializado iniciará con los trabajos de restauración de forma oficial.

“Tenemos el dinero para empezar, aunque es seguro que no es suficiente, por eso no se
harán todas las reparaciones”, dijo Zelada.

Zelada agregó que se están planificando algunas actividades que permitan la recaudación de fondos y apeló al noble corazón de la feligresía para colaborar con la restauración total de las cúpulas del templo.

De acuerdo con Zelada, se han priorizado las dos cúpulas más dañadas, el resto que tienen fisuras menores quedarán pendientes por el momento, sin embargo si se lograra obtener el presupuesto necesario los trabajos se realizarán de una vez.