Elevan muro perimetral del Cementerio General de Xela para evitar el ingreso de personas, principalmente entre el 31 de octubre y 2 de noviembre.

José Racancoj/La Prensa de Occidente
El camposanto General altense permanecerá cerrado previo, durante y después del Día de los Santos y de los Fieles Difuntos, por disposiciones municipales y de las autoridades centrales de Salud, debido a que el municipio está en alerta roja por la pandemia del covid-19.

Para garantizar que personas no autorizadas ingresen al cementerio durante estos días, se busca reforzar la seguridad.
Obdulio Morales, administrador del camposanto, refirió que el Concejo Municipal aprobó la asignación de elementos de la Policía Municipal para aumentar la vigilancia, y además, han solicitado a Gobernación la presencia de agentes de la Policía Nacional Civil, principalmente para el 31 de octubre, y el 1 y 2 de noviembre.

“El 31 de octubre hay personas que hacen ritos satánicos, y es algo que buscamos prevenir”, refirió Morales.

A nivel de infraestructura, se ha ampliado la altura de la pared perimetral del camposanto que colinda con la colonia El Paraíso, con el fin de evitar que personas puedan ingresar por ese punto. “Esto se hizo con la gestión del Cocode de El Paraíso, y los trabajos fueron municipales”, refirió Morales.

Hasta el 21 de octubre, un total de 171 personas fallecidas a causa del covid-19 habían sido inhumadas en el Cementerio General altense.