Por segundo año consecutivo se realiza el concurso “Mi fiambre es el mejor”, por medio del cual se busca mantener viva esta tradición del 1 de noviembre.

José Racancoj/La Prensa de Occidente
En muchos hogares del país, las familias se alistan para preparar el tradicional fiambre que degustarán el próximo 1 de noviembre, Día de los Santos.

Y en el marco de esta tradición, se realizó en el centro cultural Casa No’j de Xela el segundo concurso “Mi fiambre es el mejor”, que organizó la Oficina de Desarrollo de Atención Turística de la Municipalidad altense.

Este año, debido a las restricciones por la pandemia y para mantener las medidas de higiene y distanciamiento, solamente siete personas participaron, un número reducido comparado al año pasado, cuando fueron más de 20.

Este festival inició el año pasado, luego de que el Ministerio de Cultura y Deportes de Guatemala declarara los conocimientos y procesos de elaboración del fiambre como Patrimonio Cultural Intangible de la Nación. “Buscamos que no se pierda esta tradición, queremos fomentarla”, expresó Isabel Colomo, jefa de la Oficina de Desarrollo de Atención Turística.

Premian a los mejores
De acuerdo con Colomo, los jueces invitados evaluaron la preparación de cada platillo, así como su presentación. Al final, se premiaron a los tres primeros lugares y al que tuviese mejor presentación.

Las ganadoras fueron:
Primer lugar: Mayra Patricia Cáceres
Segundo lugar: Silvia Zamora
Tercer lugar: Jimena de León

Mejor presentación: Dalila Aguilar

Motivo de unión familiar
Esther Galicia, quien participó elaborando fiambre blanco, colorado y verde, explicó que este platillo representa la unión de la familia y es una forma de recordar a familiares que ya han fallecido. “Nos decidimos a participar en este concurso porque queremos fomentar los valores familiares y la unificación en esta época de pandemia”, explicó.