El Inab cuenta con más de 40 mil marchamos para la comercialización legal de pinabetes y sus productos.

José Racancoj/La Prensa de Occidente
Este miércoles fue lanzada la Campaña de Control y Conservación del Pinabete, temporada navideña 2020, por medio de la cual se busca evitar la depredación de esta especie y que se comercialice de manera ilegal durante el fin de año.

En esta estrategia participan entidades como el Instituto Nacional de Bosques (Inab), el Consejo Nacional de Áreas Protegidas (Conap), la División de Protección a la Naturaleza (Diprona) de la PNC, el Ministerio Público y productores de pinabete, quienes apoyan diferentes acciones para conservar esta especie.

Durante el lanzamiento de la campaña, se hizo un llamado a la población para que adquiera árboles de pinabete, así como subproductos, entre ellos coronas y guirnaldas, pero que cuenten con marchamo, lo que garantiza que provienen de una plantación legal.

De acuerdo con el Inab, se cuentan con más de 40 mil marchamos para identificar los productos legales. El marchamo blanco es para los árboles y el blanco con fondo negro para las coronas y guirnaldas.
“Con estas acciones y siguiendo los protocolos de salud, esperamos que las familias puedan mantener la tradición navideña. Hacemos un llamado para que se adquieran árboles y subproductos legales, con lo que se apoya la reactivación económica y a las familias que se dedican a esto”, comentó Rony Granados, gerente general del Inab.

Gabriel González, de la Asociación Nacional de Productores de Pinabete, que aglutina a 150 productores, refirió que todas las plantaciones con las que cuentan están enfocadas en producir árboles para ser comercializados en la época navideña, principalmente en Xela, la capital, Huehuetenango y San Marcos.
“Todos los productos están identificados con un marchamo que garantiza que provienen de una plantación supervisada por el Inab”, explicó.

Operativos y sanciones
Édgar de la Cruz, de Diprona, explicó que la estrategia de conservación busca sensibilizar a la población para evitar que compren productos ilegales, como medida preventiva. Y como medida de contención se implementarán operativos y puestos de control en distintos puntos del país, así como en lugares donde se da esta especie de manera natural.

El Ministerio Público advirtió que las personas que transporten o comercialicen pinabete de manera ilegal, pueden pasar de 5 a 10 años en prisión y ser sancionados con una multa.