Durante la emergencia por el paso de la depresión tropical Eta, el Consejo Nacional de Adopciones realizó verificaciones en los hogares de protección ubicados en los departamentos afectados, para determinar que se cumplan con las medidas de prevención de la covid-19.

 

Mirna Alvarado/LaPrensadeOccidente

Los monitoreos en los hogares de abrigo de protección de niños y niñas determinaron estabilidad para los menores, “derivado de la desolación y destrucción causada por la depresión tropical ETA el CNA inició la vigilancia en los lugares de protección ubicados en los departamentos afectados”, dijo Rudy Zepeda portavoz de dicha entidad.

El CNA, tiene hogares en los departamentos de, Alta Verapaz, Baja Verapaz, Izabal, Peten, Zacapa, Chiquimula, Huehuetenango, San Marcos, Quetzaltenango, Quiché, Sololá, Suchitepéquez y Chimaltenango.

“Aunque el monitoreo se realizó en todos los hogares, se prestó especial atención a los que se ubican en los departamentos donde más daño causó la tormenta”, refirió.

La vigilancia se desarrolla en 45 hogares de abrigo y protección públicos y privados, afortunadamente, las autoridades a cargo de los hogares reportan que los 1 mil 14 niñas, niños y adolescentes se encuentran estables.

Zepeda señaló que aunque las lluvias ya han pasado, se continúa verificando el cumplimiento de las medidas de prevención, de cara a la preparación de la mitigación de los posibles daños, cabe mencionar que en ninguno de los hogares de abrigo y protección hubo necesidad de evacuar a los menores.