El proyecto tuvo un costo de Q60 mil, invertidos principalmente en materiales, pues la mano de obra estuvo a cargo de jóvenes que son parte de la Escuela Taller Quetzaltenango. 

Presentación del trabajo finalizado.

José Racancoj/La Prensa de Occidente
Los balcones de la fachada principal del edificio de la Municipalidad de Quetzaltenango presentaban serios daños causados por la corrosión, la lluvia o los sismos, pero fueron reparados por 10 estudiantes de los talleres de talla en piedra y construcción de dicha Escuela, que es financiada por la comuna altense. 

Los trabajos tomaron nueve meses y fueron entregados este miércoles a las autoridades municipales. 

Reyna Villagrán, directora de la Escuela, explicó que para realizar los trabajos primero hicieron una inspección de los daños, luego se enumeraron las piezas, se extrajeron, se hizo un análisis estructural, se tallaron nuevas y se reforzó la estructura. 

“Los daños de las piezas se deben a que se ha ido corroyendo por el tiempo, la sal de la misma piedra, la lluvias y los sismos”, explicó. 

Jóvenes de la Escuela Taller han aplicado sus conocimientos en este proyecto.

Otto Juárez, director de la Oficina del Centro Histórico, añadió que para estos trabajos se utilizaron los mismos elementos de piedra, pero se sustituyó el hierro corriente por acero inoxidable, se hicieron amarres de consolidación de baranda y se hicieron injertos.

Villagrán refirió que el costo del proyecto fue de Q60 mil, lo cual “es simbólico, para la importancia cultural de los balcones. Y esto se debe a la participación de la Escuela Taller, cuyo objetivo es ir rescatando el Centro Histórico e ir minimizando rubros económicos”, contó la entrevistada, quien añadió que los jóvenes que participaron en el proyecto, entraron hace dos años a la Escuela y no sabían «ni agarrar un cincel o un martillo de golpe», pero han aprendido bien y lo han aplicado en esta obra. 

La Escuela Taller tiene otros proyectos que ejecutará el próximo año en la comuna, como la reparación de las columnas del ala norte. 

Parte de los daños que presentaban los balcones.