Cada 12 de diciembre, decenas de comerciantes se instalan, principalmente en los alrededores del mercado La Democracia de Xela y en otros puntos, para ofrecer productos navideños. Pero este año, podría no suceder.

Las ventas navideñas suelen instalarse a partir del 12 de diciembre en La Democracia.

José Racancoj/La Prensa de Occidente
A priori, las autoridades municipales y de abastos consideran que no es conveniente que las tradicionales ventas navideñas se instalen en el mercado La Democracia y otros puntos de la ciudad, debido a que el municipio está en alerta roja por los contagios de coronavirus, aunque esto aún debe ser analizado.

Cada año, las ventas suelen instalarse desde el 12 de diciembre, ofreciendo productos navideños como pesebres, figuritas de nacimientos, frutas de la época, luces, juegos pirotécnicos, juguetes, pino, dulces, galletas, ropa y diversidad de artículos, pero este año todo apunta a que será diferente, debido a la pandemia.

Las aglomeraciones son una de las principales características del comercio de fin de año, que en el caso de La Democracia alcanza hasta los 2 mil 500 vendedores, por lo que es un tema complicado en medio de la emergencia sanitaria del covid-19, donde una de las principales medidas preventivas es el distanciamiento social.

Diego Álvarez, director de Abastos y Mercados de la municipalidad, explicó que se realizará una mesa técnica para darle seguimiento a esta situación y establecer cuáles podrían ser los protocolos, aunque reconoce que “no estamos en una época para que se mantenga esta tradición de instalar ventas navideñas”.

Álvarez recordó que con las actuales recomendaciones, por cada vendedor se debe tener un espacio de 10 metros cuadrados, por lo que en caso de que se autoricen, sólo podrían instalarse un 10 por ciento de los vendedores. “Pero los comerciantes han dicho que si no es para todos no es para ninguno”, agregó el funcionario

El concejal David García, presidente de la Comisión Municipal de Abastos, dijo que aún se esta analizando con distintas direcciones municipales la posible instalación de ventas. Sin embargo, reconoció que a priori lo mejor sería que no se instalaran, para resguardar la salud.

En los próximos días se definirá qué ocurrirá con los comercios de fin de año.