Piden evaluar desempeño de empleados antes de aprobar aumento salarial

133

El concejo municipal de Xela aprobó la conformación de una comisión negociadora, para determinar si es viable o no autorizar el aumento del salario de los empleados municipales, pero antes todos deberán ser evaluados.

Integrantes del Concejo Municipal junto al alcalde durante una sesión ordinaria.

Mirna Alvarado/LaPrensadeOccidente
El sindicato mayor de la municipalidad de Quetzaltenango solicitó el pago del aumento anual establecido en el pacto colectivo, el cual consiste en Q700 para cada uno de los empleados, ante ello el concejo municipal, conformó una comisión especial para negociar con el sindicato.

Durante la reunión del concejo, uno de los funcionarios pidió que la unidad de recursos humanos también realice una evaluación del desempeño de los trabajadores municipales para determinar si se merecen o no el aumento salarial.

“El pacto colectivo establece su derecho a un aumento salarial, pero primero debemos verificar si existe disponibilidad financiera, se pedirán los dictámenes respectivos”, dijo la concejal primera Katia Minera.

Empleados municipales durante un plantón realizado en noviembre del año pasado cuando solicitaban el aumento anual. Foto: Archivos

Minera señaló que los aumentos salariales repercuten en la disponibilidad financiera, no obstante se ha pedido a todas las dependencias municipales que procuren la captación de los recursos necesarios que permitan el cumplimiento de los compromisos financieros.

Cada año el Sindicato mayor de Trabajadores Municipales y Empresa Eléctrica Municipal de Quetzaltenango, negocia un incremento para los más de mil empleados de la comuna. El año pasado de los Q700 que pidieron, lograron Q250 los cuales gozaron a partir del 1 de julio, es decir que el pago fue retroactivo.

La cifra significo en 2019 un aumento anual de Q4 millones 92 mil del presupuesto.

De acuerdo con los datos de Recursos Humanos en la comuna laboran más de mil empleados, de los cuales 600 trabaja en el palacio de piedra, 150 en la Empresa Eléctrica Municipal y el resto, es personal temporal de la Empresa Municipal Aguas de Xelajú (Emax) y de la eléctrica, bajo contratados bajo los renglones 011 y 022, presupuestados.

Al año, la municipalidad paga alrededor de Q50 millones solo en concepto de salarios, incluyendo aguinaldo, bono 14, vacaciones y bono de feria.

El analista económico Alvaro Trujillo estima que la municipalidad llegará a un punto en que no podrá sustentar el pagar salarios. “El incremento lo piden cada año, pero esto se volverá insostenible, pues no se podrá seguir trasladando más impuestos al pueblo”, aseguró.

El ex alcalde Rigoberto Quemé manifestó que en su gobierno se intentó normar el aumento, sin necesidad de que se requiriera por parte de los sindicatos, los aumentos salariales vienen desde su administración (1996-2004).