La evolución y compromiso de Pollo Campero durante la pandemia y la nueva normalidad

26

El país y el mundo entero enfrentan un cambio sin precedentes. La crisis no solo ha erosionado la economía, sino que ha cambiado la forma en que las personas se relacionan, cómo compran y hasta cómo se comportan.

Antes de declarada la pandemia, la marca ya contaba con los más robustos protocolos de higiene y seguridad para cuidar la salud de sus colaboradores y consumidores. Pollo Campero redefinió su modelo de servicio, adoptó medidas de distanciamiento físico, así como de limpieza y desinfección e implementó medidas de prevención estrictas.

La reinvención no se limitó a medidas de prevención, sino que abarcó canales de servicio, tecnologías y formas de pedir el Sabor Campero, garantizando una experiencia única, confiable y segura para sus clientes.  La evolución fue más allá de los restaurantes y se evidenció a través de un constante apoyo a las comunidades en los momentos más difíciles.

Todo esto y más se resume en una breve compilación de todas las acciones que ha tomado Pollo Campero durante esta pandemia y ahora, al entrar a la nueva normalidad.

Para visualizar a detalle presiona AQUÍ