Juan Barrios López: Por más de seis décadas ha figurado en el tenis de campo

116

Juan Barrios López, don Juanito, como le conocen en su vencinario, nació el 28 de marzo de 1943; originario del barrio Garibaldi, zona 8 de Xela, fue el entrenador que le dio gloria en el tenis de campo a la representación de Xela, con nueve títulos consecutivos en los Juegos Nacionales.

Redacción/La Prensa de Occidente

Desde muy joven empezó a laborar, junto a sus hermanos, en una fábrica de calzado en la Ciudad Altense; era el año 1953, tiempo después asiste a observar un juego de tenis de campo en el Club Tenis Quetzalteco.

Como una flecha de cupido, en su corazón le nace el interés de jugar esta disciplina, pero sus recursos económicos no le permitieron realizar su sueño, aunque no dejó la oportunidad de laborar como alcanzabolas en las canchas cuando tan solo tenía 17 años.

Observaba cómo jugaban los quetzaltecos, capitalinos y visitas extranjeras, se sintió muy motivado y decidió aprender las reglas de juego y la técnica para desenvolverse.

Roberto Richter, destacado tenista quetzalteco, confió en Juanito y le dio la oportunidad de asistir a varios cursos para formar entrenadores. Cuando cumplía 18 años, empezó a preparar a los atletas de la selección de Xela, donde junto a ellos, en los Juegos Nacionales de Tenis de Campo ganó el primer lugar por más de nueve años consecutivos. Se convierte entonces en una figura reconocida para el tenis de campo en Xela y es buscado por jugadores para que los prepare.

Después de 20 años, ahora no solo en el Club Tenis Quetzalteco, sino también en el Complejo Deportivo, es requerido para trabajar. Pero los dirigentes de la selección de Coatepeque le solicitan su intervención y llega a ocupar el sitio de entrenador del equipo de esa ciudad, donde se queda por más de dos décadas.

Cuando llega a los 60 años, se retira del deporte para incursionar en la política. Luego se retira de esas lides y retoma el trabajo de la zapatería.

Instaló sus herramientas en un espacio en su residencia, que se ubica a poca distancia del estadio municipal de San Mateo, donde labora.

Pero su pasión por el tenis de campo aún persiste y le permite impartir clases todos los días, por las mañanas, en una cancha cercana a su hogar; instruye a niños, jóvenes y adultos sin cobrarles, solo con el objetivo de que puedan salir prospectos para el deporte de dicha localidad.

A sus 77 años de edad, don Juanito, como cariñosamente se le conoce, cuenta con siete hijos, es casado con Gloria Izara, quien lo ha apoyado en cada uno de los proyectos que ha emprendido tanto en lo deportivo como en el crecimiento personal.