Los jefes de las patrullas de rescate de Bomberos Voluntarios, han recibido una dotación de pruebas para detectar los posibles contagios de covid-19, esto tras la emergencia provocada por las tormentas Eta y Iota.

A inicios de la pandemia doce bomberos de la Quinta Compañía fueron enviados a cuarentena por haber tenido contacto con un paciente positivo.

Mirna Alvarado/LaPrensadeOccidente

Raúl Izás, director de la Quinta Compañía de Bomberos Voluntarios dio a conocer que la Junta de Oficiales les solicitó recibir una capacitación para procesar hisopados para detectar covid-19 entre el personal de esta institución.

De acuerdo con Izás recientemente las compañías del país recibieron una cantidad determinada de pruebas, las cuales serán manipulados por el personal.

Bomberos voluntarios elevaron oraciones por la recuperación de sus compañeros

Los primeros fueron los bomberos que participaron en la búsqueda y rescate en el departamento de Huehuetenango durante el paso de las tormentas Eta e Iota.

“La Comandancia solicitó la presencia de los jefes de Patrulla de Rescate de toda la región, Sololá, Quetzaltenango y Huehuetenango, para brindar una instrucción sobre la toma de muestras y el manejo de los hisopados”, explico Izás.

Según Izas, los jefes de de las Patrullas de Rescate de los departamentos mencionados recibieron 100 pruebas. “Esas pruebas son para los oficiales permanentes y voluntarios que resulten sospechosos o que se hayan estado en riesgo en riesgo de contagio”, enfatizó Izás.

Izás hizo hincapié en que las pruebas son una medida de prevención, pues hasta ahora no se han registrado contagios entre sus filas, “se continua con los protocolos de bioseguridad para la prevención de contagios, así hemos logrado poner en riesgo de contagio a nuestro personal cada vez que se hace un traslado”, mencionó.