Durante una reunión entre las entidades municipales y de socorro se consideró plantear ante el Concejo Municipal la suspensión de ventas de pirotecnia, específicamente de aquellas que se ubican en los mercados y áreas públicas, debido al riesgo que representan.

Representantes de las diferentes entidades municipales y de socorro hablan sobre las propuestas para prevenir desastres provocados por el mal manejo de los productos derivados de la pólvora

Mirna Alvarado/LaPrensadeOccidente

Rony Álvarez titular de la oficina de Gestión de Riesgos de la comuna, indicó que se concluyó, no autorizar ventas de cohetillos en mercados de la ciudad, denunciar a quienes almacenen los productos derivados de la pólvora sin previa autorización, además de presentar un amparo a favor de la municipalidad.

“Las propuestas se plantearán en la próxima reunión que tengan las autoridades y será en el Concejo Municipal quien tendrá la última palabra sobre si se suspenden las ventas de este tipo o no”, refirió.

La mesa técnica se conformó luego del incendio ocurrido el pasado jueves en una bodega ubicada en el Mercado Minerva, cuyo objetivo es analizar la situación y realizar las recomendaciones respectivas al Concejo, tomando en cuenta que durante el fin de año, varias personas ocupan espacios públicos para vender este tipo de productos.

Otra de las propuestas es el uso del Centro Intercultural para reubicar a los vendedores, pero fue descartada debido a que en los alrededores de ese inmueble pasan cables de alta tensión, por esa razón se plantea la posibilidad de que los vendedores se sitúen en espacios abierto, los cuales serán supervisados y de determinar que se llenan los requisitos se les autorizará la instalación.

“A quienes tengan estos productos en bodegas se les recomienda permitir las supervisiones para verificar que los espacios cuentes con las medidas mínimas y no representen riesgos para la población. Hemos contemplado que existen varias bodegas en diferentes puntos de la ciudad sin los permisos respectivos, si no se acercan a nosotros se presentará una denuncia al Ministerio Público”, dijo Álvarez.

Se espera que el próximo lunes que el Concejo Municipal conozca la propuesta y decida si avala o no la suspensión de las ventas de estos productos.