La juez Mayra de León retiró los cargos de faltas al orden público en contra de cinco manifestantes capturados durante las protestas del 21 de noviembre, mientras que uno fue condenado a 25 días cárcel.

 

 

Mirna Alvarado/LaPrensadeOccidente

En el Juzgado de Paz de Quetzaltenango, se realizaron dos audiencias para dar a conocer la sentencia en contra de las seis personas detenidas durante la jornada de protestas del pasado 21 de noviembre, la primera se realizó durante la mañana y fueron citados Willy Fernando Guzmán Marín y José Ricardo Pérez Ramírez a quienes la juez absolvió del cargo de falta al orden público.

La juzgadora señaló que la acusación de los policías no fue sustentada, en tanto que la defensa pidió que se investigara a los agentes por las agresiones físicas que les provocaron, pero la petición fue rechazada debido a que no se logró identificar a los policías que golpearon a los jóvenes, refirió que la detención no fue ilegal.

A eso de las cinco de la tarde en el mismo juzgado, se desarrollo la audiencia de resolución en contra de Miguel Estuardo Valle Sáenz, Ana Rebeca Guillén Alcahé, Cesar Ubaldo Boj y Nataly Duarte Castañeda, quienes también fueron acusados de falta contra el orden público.

En la audiencia de primera declaración la PNC los sindicó de incitar a los disturbios generados ese sábado, sin embargo la juez enfatizó que no ese extremo no pudo ser comprado.

Tras varias horas de planteamiento la juez Mayra de León absolvió a Miguel Estuardo Valle Sáenz, Ana Rebeca Guillén Alcahé y a Nataly Duarte Castañeda, de quienes sólo se evidenció que estuvieron en el lugar, pero no que cometieron ningún hecho delictivo.

Pero si se emitió condenó en contra de César Ubaldo Boj, el argumento de la juez para emitir dicha resolución, es que en los vídeos presentados como evidencia se muestra que en el lugar, Boj quemó cohetes contra los agentes de la PNC e incitó a los disturbios.

La sentencia fue de 25 días de cárcel conmutables, es decir que si paga una multa de Q500, no irá a prisión. La defensa pidió que investigara a los agentes por las acciones violentas en contra de los manifestantes en especial de quienes fueron detenidos.

En ese sentido la jueza no aceptó que se investigarán las acciones de los policías, de quienes se denunció agresiones físicas y violencia durante las capturas, bajo el argumento de que era lógico que ante la resistencia de las detenciones, las personas sufrieran golpes.

Durante esta audiencia, dos abogados se representaron a los agentes de PNC, uno de ellos Luis Fernando Monterroso Bolaños, quien dicho sea de paso fue sentenciado tras ser el responsable de la muerte de Frank Aguirre en el 2014.

Monterroso Bolaños presentó un memorial de actividad procesal defectuosa porque los policías no sabían que debían llevar pruebas durante la audiencia de primera declaración, la jueza denegó ese planteamiento porque los agentes sí llevaban pruebas.