Presupuesto no contempla pago de deuda con el INDE

185

El concejo municipal de Quetzaltenango aprobó el presupuesto que corresponde al 2021, el cual contempla un aumento de más de Q12 millones con relación al actual.

Integrantes del Concejo Municipal de Quetzaltenango, escuchan la exposición de los directores financieros de las empresas municipales.

Redacción/LaPrensadeOccidente

El anteproyecto 2021 contemplaba Q391 millones 835 mil, que se dividían en: Q198 millones 585 mil para la municipalidad, Q175 millones para la Empresa Eléctrica Municipal de Quetzaltenango (EEMQ) y Q18 millones 250 mil para la Empresa Municipal Aguas de Xelajú (EMAX).

Sin embargo después de un análisis financiero entre la Comisión de Finanzas Municipal presidida por la concejal primera Katia Minera junto a jefes de otras 80 dependencias de la comuna, se determinó que el presupuesto 2021 debía quedar de la siguiente manera:

⇒ Municipalidad de Quetzaltenango Q210 millones 927 mil 086
⇒ Empresa Eléctrica Municipal de Quetzaltenango (EEMQ) Q175 millones
⇒ Empresa Municipal Aguas de Xelajú (EMAX) Q18 millones 250 mil

Lo que hace un total Q404 millones 177 mil 086, el aumento se registra en la Municipalidad la cual contempla que el 80 por ciento está dirigido a gastos de funcionamiento, es decir pago de salarios, prestaciones laborales, mantenimiento de edificios, compra de insumos y pago de dietas del Concejo Municipal.

Mario Menchú director financiero municipal, brinda declaraciones a la prensa, sobre la conformación del presupuesto municipal 2021.

Para inversión únicamente se utilizará el 20 por ciento, Mario Menchú jefe de la Dirección Financiera Municipal explicó que el presupuesto 2021 aumento, considerando el crecimiento en la captación de recursos, el cual viene desde hace cinco años.

“El presupuesto contempla para inversión Q38 millones que saldrán de las arcas propias de la municipalidad, en tanto que Q10 millones serán para proyectos de iluminación por mencionar alguno que le corresponde a la Empresa Eléctrica Municipal y de igual forma la Empresa de Aguas de Xelajú invertirá Q10 millones”, explicó Menchú.

Sin embargo el presupuesto 2021 no contempla el rubro para el pago de la deuda que se tiene con el Instituto Nacional de Electrificación, por concepto de suministro eléctrico, esto se debe a que aun ambas entidades (Municipalidad e INDE), todavía no han culminado las negociaciones que determinan la dinámica para solventar la deuda de Q1 mil 689 millones.

“Lo que si se contempla dentro del presupuesto de la Empresa Eléctrica Municipal (175 millones) es el pago mensual de la factura por suministro que se determinó en el nuevo contrato firmado el 21 de diciembre del año pasado”, dijo el jefe financiero.

Rubro para inversión
De acuerdo con el jefe financiero el concejo municipal invertirá en obra pública para el siguiente año Q58 millones, los cuales se sumarán al Situado Constitucional que asigna el gobierno a las municipalidades y a los fondos del Consejo de Desarrollo Departamental, por lo que se contempla que la municipalidad de Quetzaltenango tenga un rubro de aproximadamente Q120 millones, para proyectos de infraestructura.

Se pronuncian
“Considero que no su cumple con el artículo 257 de la Constitución de la República en el que claramente dice que del situado constitucional el 80 % se debe invertir en programas o proyectos de salud, educación, medio ambiente entre otros y el 20% en funcionamiento, lamentablemente las municipalidades hacen lo contrario, por pagar favores políticos crean plazas y por ello el presupuesto se utiliza el 80% en funcionamiento, nuestros impuestos no se ve reflejado en inversión en proyectos sociales que beneficien a las mayorías”, comentó Thelma Suchi de sociedad civil.

“Con el 20% no se hace casi nada, el municipio ha crecido y necesita que se invierta de forma responsable y transparente, para muestra un botón, la calle que se supone fue mejorada frente al centro intercultural está llena de agujeros sólo le echaron tierra y cemento”, agregó.

Aroldo Sum del Consejo de Desarrollo Municipal (Comude), señaló que este es un presupuesto alejado de la realidad, además debió socializarse con los integrantes del Comude, para priorizar los proyectos a ejecutar el próximo año.

“Destinar solo el 20% para proyectos no es suficiente considerando el crecimiento del municipio, además este es el ejemplo de cómo las municipalidades se han convertido en una agencia de empleos, pues el 80% de los impuestos de la población es para salarios y prestaciones”, puntualizó Sum.