“El viernes 24 de abril, Guatemala: Nunca Más fue formalmente presentado en la catedral Metropolitana…. frente a diplomáticos, políticos, miembros de organizaciones no gubernamentales, antiguos guerrilleros, periodistas, activistas de derechos humanos y otras personas. El único organismo no representado, a pesar de la invitación, fue el gobierno del presidente de Guatemala, álvaro Arzú Irigoyen (texto del libro de FG)

Redacción/La Prensa de Occidente, textos tomados de tres notas de las redes.

El 26 de abril de 1998, el obispo y coordinador de la Oficina de Derechos Humanos del Arzobispado de Guatemala, Juan Gerardi, fue asesinado a golpes. Sólo habían pasado dos días desde que presentara las mil seiscientas páginas del informe que documentaba las sistemáticas violaciones de los derechos humanos cometidas por el ejército de Guatemala en la lucha contra la insurgencia que, formalmente, había terminado en 1996.

«El horror con nombre y apellidos», llamaría la prensa local al documento, aludiendo a las más de cincuenta mil víctimas de la guerra civil que identificaba. Las hipótesis de los investigadores del gobierno, en una investigación que más parecía una farsa, iban desde el crimen pasional entre homosexuales, a una red de traficantes de arte sacro, cuyos robos había descubierto Gerardi. Pero los héroes de este libro son los jóvenes investigadores de la Oficina de Derechos Humanos del Arzobispado que investigaron por su cuenta el asesinato. Su trabajo de detectives condujo a un juicio histórico, y a condenas mucho más convincentes.

Francisco Goldman nació en 1957 y creció entre Boston y Guatemala. Ha trabajado como periodista político, cubriendo guerras en Centroamérica: ha publicado artículos y cuentos en Harper’s, The New York Times y Outside. En la actualidad vive en Nueva York.

«Goldman no sólo ejerce de escritor, y magnífico, sino que también es un detective ético y veraz»

(Jon Lee Anderson) / Premio Censorship’s Freedom of Expression.

El documental que se presentará a las 22:00 hrs. HBO rastrea cronológicamente el asesinato en 1998 del obispo Juan Gerardi, desde la noche de su muerte hasta el veredicto en el juicio de sus asesinos. El caso tuvo enormes implicaciones para la política guatemalteca, como explican los entrevistados.

El arte del asesinato político, es un documental original de HBO producido por Rise Films y Smokehouse Pictures en asociación con Artemis Rising Foundation, Quickfire Films e Independent, dirigido por Paul Taylor y producido por Teddy Leifer y Regina K. Scully. Productores ejecutivos antes mencionados, George Clooney, Grant Heslov, David Harding y Claudia Harding.