Hoy se celebra Navidad, que es la solemnidad del nacimiento de Jesucristo. Existen diversas formas de vivir esta fecha, desde orar en familia hasta compartir con personas necesitadas.

José Racancoj/La Prensa de Occidente
Dios se hecho hombre para salvar a la humanidad, ese es el sentido de la Navidad. Y para vivirla de manera correcta y profundizar en su significado, la Iglesia Católica propone una serie de recomendaciones.

La Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos del Vaticano, explica el medio especializado Aci Prensa, publicó en 2002 un Directorio sobre la Piedad Popular y la Liturgia. En el Capítulo IV, la congregación da algunos consejos para preparar los corazones para la llegada del Niño Jesús.

Profundizar en el don otorgado por Dios
La Santa Sede exhorta a profundizar que la Navidad es un “don que es expresión del amor infinito de Dios que ‘tanto amó al mundo que nos ha dado a su Hijo único’”.

Celebrar con sencillez
Se recomienda vivir esta celebración en un “clima de sencillez, y de pobreza, de humildad y de confianza en Dios, que envuelve los acontecimientos del nacimiento del niño Jesús”.
Se indica además que es importante profundizar en el valor religioso de la Navidad para que esta “no se convierta en terreno abonado para el consumismo ni para la infiltración del neopaganismo”.

Cantar villancicos
En el texto, la Santa Sede subrayó que los villancicos son “instrumentos muy poderosos para transmitir el mensaje de alegría y paz de Navidad”.

Leer en familia el relato del nacimiento de Jesús
El documento indica que es “una ocasión de oración de toda la familia” y recomienda leer “la narración del nacimiento de Jesús según San Lucas”.

Rezar ante el árbol de Navidad
Se invita a que las familias recen entorno al árbol de Navidad porque “independientemente de su origen histórico” es “hoy un signo fuertemente evocador, bastante extendido en los ambientes cristianos; evoca tanto el árbol de la vida, plantado en el jardín del Edén, como el árbol de la cruz, y adquiere así un significado cristológico”.

Dar regalos a los pobres
La Iglesia Católica refiere que “entre los regalos colocados bajo el árbol de Navidad no deberían faltar los regalos para los pobres: ellos forman parte de toda familia cristiana”.

Compartir juntos la cena de Navidad
Otro gesto que se sugiere es realizar una cena de Navidad porque en ella “se manifiestan con toda su fuerza la firmeza y la alegría de los vínculos familiares”.

Asistir a Misa
La Santa Sede invita a los fieles a asistir Misa, porque en esta fecha “tiene un gran sentido litúrgico y goza del aprecio popular”. Aunque este año existen restricciones para ingresar a los templos, se puede participar por la vía virtual.