Fue fundado el 28 de diciembre de 1956, durante la administración del alcalde Mauricio Rosbach Mollinedo y el gobernador departamental Alfonso Duarte. Este suceso marcó un pasaje histórico para los quetzaltecos.

Estas son las bolsas sorpresa que el personal del Zoológico Minerva entrega a los animalitos.

Mirna Alvarado/LaPrensadeOccidente

Debido a la pandemia por covid-19 el Zoológico Minerva cerró sus puertas desde marzo pasado y será abierto hasta nuevo aviso, sin embargo como parte del programa de enriquecimiento ambiental se les proporciono un regalo a la colección de especies y se ambientó el zoológico acorde a la época.

La municipalidad de Quetzaltenango preparó este material audiovisual para celebrar los 64 años de fundación del Zoológico Minerva. ⇑

El Parque Zoológico Minerva está ubicado en la cabecera departamental de Quetzaltenango, es un recinto que promueve el rescate de la fauna regional, su historia se remonta a más de 60 años, fue abierto por primera vez un 28 de diciembre de 1956, durante el gobierno del alcalde Mauricio Rosbach Mollinedo y el gobernador departamental Alfonso Duarte.

La primera remodelación completa se realizó entre 1978 y 1982, en ese tiempo se construyó un aviario modular, una plazuela con una fuente rodeada de flores y un área para bisontes, venados y ovejas.

Los trabajos de restauración incluyeron un espacio donde se colocaron los primeros juegos infantiles también se reconstruyó un lugar para albergar monos, además en la parte exterior, se colocó un acuario de peces carpa. En 1994 se edificó un hospital veterinario, un área de cuarentena y el adoquinado del parqueo.

Con forme el paso del tiempo el parque comenzó a exhibir ejemplares de la fauna regional, además de especies exóticas que han sido rescatadas de circos, esto como parte del convenio que tiene con el Consejo Nacional de Áreas Protegidas (CONAP), para el rescate y tratamiento de animales que han sido víctimas de maltrato, explotación y contrabando.

El 16 de agosto de 2016 de finalizó la remodelación de los recintos de aves acuáticas, la ampliación pretende asemejarse a su hábitat natural y realizó lo mismo con los lugares que habitan tanto el jaguar como el león.

Zoológico y cuarentena

De acuerdo con la dirección del Zoológico hay animales más sociables como los monos, que extrañan al público; además de las zorras grises, quienes se mostraron irritadas por la falta de visitas, pero para los tigres, el jaguar y el león, la disposición les ha sentado bien pues manifiestan menos estrés.

Al año el zoológico recibe un promedio de 500 mil visitas, Simba, el león, usualmente su comportamiento es salir después de las 16 horas cuando se cierra el zoológico, pero ahora sus rugidos se escuchan con más frecuencia, además se le puede observar por la mañana. Constantino el jaguar también está más relajado, aseguró Eunice Neu Toscano veterinaria del Zoológico Minerva,

Para evitar que los animales tengan aburrimiento el personal del zoológico realiza “actividades de enriquecimiento”, probar nuevos alimentos para los animales, darle pescado a los tigres, así como a otros animales carnívoros y cangrejo a los mapaches. A las zorras grises se les prepararon camas de aserrín cubiertas con listerine.

Además se les entrega cajas de sorpresa con alimentos adentro, también es otra actividad de enriquecimiento para los animales del zoológico, estos son ejercicios que les permite mantener una buena salud mental.

Para cuidarlos se implementaron horarios, son 15 integrantes que trabajan por turnos, para cumplir con el distanciamiento físico, de acuerdo con los especialistas cuando se permita la apertura formal, se implementará un plan de transición.

El parque Zoológico Minerva funciona con fondos de la Municipalidad de Quetzaltenango, al año se establecen Q270 mil los cuales sirven para el mantenimiento de los recintos y la alimentación de los animalitos, por esa razón la falta de captación de recursos por cobros de entrada no repercute en el funcionamiento.