La mayoría de mujeres atendidas en la Dirección Municipal de la Mujer de Xela son de escasos recursos, por lo que colectivos se oponen a cobro que se les pretende hacer para que se capaciten.

José Racancoj/La Prensa de Occidente
El Concejo Municipal de Xela emitió un acuerdo de actualización de tasas, rentas, multas, y venta de bienes y servicios de la Municipalidad de Quetzaltenango, en la que establece que la Dirección Municipal de la Mujer (entre otras direcciones y dependencias) tendrán que cobrar Q50 a las mujeres que quieran capacitarse. Esta entrará en vigencia el 1 de enero de 2021.

Esta situación ha generado molestia en organizaciones de mujeres, pues consideran que muchas de las mujeres que acuden a esta Dirección, no cuentan con los recursos suficientes para pagar por las capacitaciones, además señalaron que el Concejo desconoce la realidad de las mujeres. “Muchas de ellas son madres solteras, madres viudas, de escasos recursos, sobrevivientes de violencia, y deben hacer sacrificios por recibir capacitación”, indicaron las representantes de los colectivos.

Meilen Godínez, del movimiento Ixoquiq Miriam, refirió que esta situación viene a dañar los derechos de las mujeres y a sesgar la participación de ellas.
“Las organizaciones de mujeres manifestamos nuestra rechazo al acuerdo municipal donde se aprueba una tasa de Q50 para las mujeres que quieran participar de cualquier capacitación de la Dirección Municipal de la Mujer, la mayoría que viene a buscar apoyo es porque lo necesita y no tienen los recursos suficientes”, refirió.

“Para algunas personas quizá Q50 no es nada, pero para muchas personas de áreas rurales Q50 representa la alimentación de una semana o más”, agregó.

De acuerdo con los colectivos, el Código Municipal establece que la Dirección Municipal de la Mujer debe atender necesidades específicas de las mujeres del municipio y fomentar el liderazgo comunitario. Además, cada año el Concejo le deben asignar fondos en el presupuesto para su funcionamiento.