El tradicional cortejo procesional de cada 1 de enero fue suspendido debido a las restricciones vigentes por la pandemia.

El Niño del Santísimo durante su recorrido del 1 de enero de 2020.

José Racancoj/La Prensa de Occidente
El primer día de cada año es tradición que la imagen del Niño del Santísimo de la Catedral de Los Altos, recorra las calles de la ciudad de Quetzaltenango, acompañado de un chivo y un cisne, así como de venados que van bailando.

Pero el 1 de enero de 2021 no será así. Integrantes de la Cofradía Mayor del Niño del Santísimo refirieron que este año no se realizará el cortejo procesional debido a las recomendaciones dadas por el gobierno para evitar la propagación del covid-19.

“La Cofradía quisiera salir con la imagen para dar las bendiciones en el recorrido a todos los quetzaltecos, pero no podrá salir, más que todo por las recomendaciones del gobierno”, refirieron.

Agregaron que gran parte de los integrantes de la Cofradía son adultos mayores, por lo que deben ser resguardados.

Los integrantes confían en que el próximo año la situación mejore en el país y el Niño pueda recorrer de nuevo las calles de la ciudad. Esta es la primera vez, según recuerdan, que el cortejo procesional del primero de enero es suspendido.

Cortejos suspendidos
A lo largo del año, el Niño del Santísimo suelen salir en procesión en cuatro ocasiones. Una de ellas el 30 de diciembre, cuando sale de la casa del Cofrade hacia Catedral; luego el 1 de enero cuando sale a las 18 horas del templo hacia la casa del Cofrade.

Luego hay un cortejo para la celebración de Corpus Christi y uno más cuando es recibido por el cofrade de turno. Todos fueron suspendidos este año.