Este 1 de enero se limitó el ingreso de los feligreses al templo del Señor de Esquipulas de la Aldea San José Chiquilajá, donde hace más de 16 años se venera a esta imagen.

Foto de archivo

Mirna Alvarado/LaPrensadeOccidente
La pandemia provocada por la covid-19 es la razón por la que muchas de las actividades en honor al Milagroso Cristo Negro de San José Chiquilajá Quetzaltenango, se han suspendió o limitado de alguna forma.

Desde la mañana de este 1 de enero varios feligreses hicieron turnos para entrar al templo, la imagen fue movida de su altar principal hacia un altar ubicado en un salón contiguo la capilla, de esa manera cumplir con el distanciamiento físico.

Alfonso Macario presidente de la Acción Católica del templo del Señor de Esquipulas, comentó que las visitas fueron bajo todas las medidas sanitarias, “en la entrada se le toma la temperatura a los visitantes, se les proporciona antibacterial, se colocó señalización para mantener distancia y se limitó el tiempo para su permanencia frente al altar”, dijo.

“Estamos respetando todas las normas, los feligreses entrarán por turno los días de misa especialmente los días domingo, aunque hoy no la actividad no fue igual que años anteriores esperamos empezar el próximo 5 de enero con el novenario y realizar la procesión bajo otro mecanismo”, resaltó Macario.

Foto archivo

Por lo general cada 6 de enero, Día de Reyes, hasta el 14 de enero se llevan a cabo las novenas a las 14, 15, 16 y 18 horas, además de la Eucaristía a las 19 horas, sin embargo estas acciones pueden variar.

La imagen que se encuentra en esa iglesia fue donada por una familia quetzalteca hace más de 15 años, ya que el Cristo Negro que se colocó originalmente en el templo fue robado.

“Las personas vienen con sus plegarias y oraciones, todo se lo exponen al Señor de Esquipulas, para los hermanos que viven en Chiquilajá es un Cristo muy milagroso, hace favores, cura, hay personas que vienen año con año a dejar su ofrenda, entregan sus oraciones”, relató Alfonso Ezequiel Macario.

El domingo 5 de enero del año pasado, los fieles compartieron durante dos horas con la imagen, ya que se realizó el descenso de la misma, el Señor de Esquipulas fue trasladado del altar mayor al atrio de la iglesia, este año la participación de los feligreses será limitada.

Foto de archivo

En años anteriores previo a iniciar el novenario, las personas acudían a la iglesia con veladoras que eran utilizadas durante los días de actividades, son bendecidas en la Eucaristía encuentro de
Cera.

Para el 15 de enero, Día del Cristo Negro, se programaban tres eucaristías a las 6, 8 y 10 horas, hasta ahora no se ha definido el horario y la forma en cómo se desarrollarán.

Desde inicios de enero en Chiquilajá hay fervor en honor al Cristo Negro, con actividades religiosas y sociales. Desde el 6 se realiza el novenario. La inauguración de la feria patronal de esta comunidad por lo general se realiza el 10, con la presencia de autoridades locales.

Después se llevan a cabo diversas presentaciones que van desde grupos musicales, artísticos y recorrido procesionales, que finalizan el 26 de enero.

Cada año, miles de devotos de Xela, Totonicapán y otros departamentos llegan al templo del Señor de Esquipulas, “Estimamos que unas 18 mil personas visitan la comunidad durante estas fechas. Muchos vienen porque han recibido bendiciones y milagros por parte del Cristo Negro”, expresó Macario.