El municipio de Quetzaltenango se mantiene en rojo en el sistema de alertas del Ministerio de Salud, por esa razón los protocolos en el cementerio general de esta ciudad se mantienen.

Mirna Alvarado/LaPrensadeOccidente

Obdulio Morales administrador del Campo Santo informó que el lugar se encuentra cerrado al público, el sepelio solo puede ser acompañado por 8 personas, deben usar mascarilla y gel antibacterial.

“Salud ha indicado que se viene un repunte de casos, esperamos que no se registre un aumento de fallecidos, pero de ser así estamos preparados”, aseguró Morales.

Los registros del Cementerio dan cuenta que durante el 2020 fueron 1, 130 personas las sepultadas en ese lugar, 366 mujeres e estas 64 fallecieron a causa de covid-19, 493 hombres de los que 129 portaban el virus.

30 niñas de las cuales 19 murieron por covid-19, también fueron sepultados 39 niños, cinco fallecidos no identificados de los cuales dos tenían el virus.

“Todo el personal del cementerio ha trabajado en la limpieza aunque el sector de La Loma no ha recibido mantenimiento por cuestiones de prevención debido a que ese lugar es donde más personas con covid-19 han sido enterradas”, dijo el administrador.

La cifra de personas fallecidas sepultadas en el cementerio general de Quetzaltenango durante el 2020 es de 199, de los cuales 149 son originarios de este municipio, 49 son de otros departamentos, 71 provenientes del Hospital Regional de Occidente, 60 del Hospital Regional de Covid-19, 42 egresados del Instituto Guatemalteco de Seguro Social.

Además 2 personas provenientes del Hospital de Totonicapán fueron sepultadas en el cementerio de Xela, también una persona que falleció en un hospital privado fue enterrada en ese lugar, los datos revelan que 23 de las 199 personas sepultadas ese reciento fallecieron en sus domicilios.

Morales agregó que durante el año pasado en el sector de La Loma se abrieron 135 sepulturas para adultos y dos para menores de edad, en tanto que se permitió el uso de 62 nichos particulares.