Ante la segunda ola de contagios, Gobierno anunciará medidas para frenar casos

185

La ocupación de camas en el Hospital Temporal de Quetzaltenango alcanza el 90 por ciento y tan solo hay dos camas en el intensivo, aseguró la ministra de Salud.

José Racancoj/La Prensa de Occidente
El país se encuentra en la segunda ola de contagios y esto se evidencia en diferentes aspectos, como el incremento de municipios en alerta roja y la ocupación de camas en los hospitales covid-19.

El 7 de enero pasado, el Ministerio de Salud reportaba 187 municipios en amarillo, los que bajaron a 154, mientras que de 85 municipios en alerta naranja ahora se contabilizan 95.
En el caso de los municipios en rojo, había 68 y ahora son 91.
Los departamentos más afectados son Quetzaltenango, Guatemala y Sacatepéquez.

“Es un tema preocupante, pero era lo que se esperaba luego de los desórdenes que se dieron al finalizar el año pasado”, indicó la ministra de Salud, Amelia Flores.

Mayor ocupación en hospitales
El aumento de casos también se refleja en la ocupación de camas en los hospitales covid, que pasó de un 70 por ciento en el primer día del año, a un 76 por ciento en la actualidad. Estos números son un promedio general.

Sin embargo, el incremento se ve con más fuerza en algunos centros asistenciales. Uno de ellos es el Hospital Temporal Covid-19 de Quetzaltenango, donde la ocupación esta llegando a un 90 por ciento, y solo se tiene disponibilidad de dos camas en el Intensivo, dijo la ministra.

En el caso del Temporal del Parque de la Industria, en la capital, la ocupación es del 100 por ciento, y en Villa Nueva se ha superado el 100 por ciento.

“El aumento de casos se da más en la población joven, que llevan el contagio a sus casas, a personas mayores, y a personas que no están comprendido en edades mayores de 60 años, pero que tiene alguna comorbilidad, que los lleva a los servicios de salud de manera urgente”, explicó Flores.

Dictarán medidas
Durante la inauguración de la Escuela Buena Vista en San Pedro Yepocapa, Chimaltenango, el presidente Alejandro Giammattei indicó que “pronto estaremos dictando algunas medidas para principiar a frenar esta segunda ola de contagios”.

Por su parte, la ministra de Salud refirió que las medidas que se anuncien serán relativamente moderadas, pero podrían llegar a ser severas, si no se acatan las disposiciones, como ha ocurrido en el país desde octubre pasado.

Algunas de las acciones estarán enfocadas en la movilización, pero de momento se descartan cierres. A decir de la ministra, se restringiría la movilización por algunas horas en ciertos municipios que están en rojo y otros aledaños.

Además, buscarían mayor control en las reuniones de todo tipo, como de trabajo y sociales, las cuales no tendrían que sobrepasar la cantidad de 10 personas.