Xelajú tiene sed de revancha ante su verdugo de los últimos años y ahora es la prueba de fuego, ¿podrá o no?

257

Xelajú disputará su cuarta serie final ante Guastatoya, las tres anteriores han quedado eliminados. Apertura 2015, en semifinales, Clausura 2017, en accesos a semifinales y Clausura 2018, en la gran final.

El juego de vuelta será el domingo 31 de enero a las 15 horas en el estadio Mario Camposeco.

Raúl Juárez/colaborador/La Prensa de Occidente

La espera larga de tres semanas sin futbol por casos positivos de coronavirus está cerca de llegar a su final, la Liga Nacional se reactiva este jueves 28 de enero con los juegos de ida de las semifinales.

Xelajú enfrentará a uno de los rivales que más le ha complicado desde su ascenso a Liga Nacional en 2015, Guastatoya, que le tiene tomada la medida a los chivos, especialmente en las fases finales.

Es historia

En tres series que han disputado ambos equipos, los chivos no han vencido a los orientales. En el Apertura 2015 Xela cayó en semifinales con un 3-0 en el juego de ida y un empate a dos goles en la vuelta. Para el Clausura 2017 Guastatoya de nuevo se impuso en los accesos a semifinales. La ida disputada en Quetzaltenango finalizó 2-2 mientras en la vuelta los chivos perdieron 2-0.

El gran juego llegó en el 2018, ambos equipos se enfrentaron en la gran final, pero para mala fortuna de los quetzaltecos de nuevo la victoria fue para Guastatoya con global de 3-1, que acabó con el sueño de la sexta luna.

La hora de la verdad

El jueves 28 de enero a las 11 horas Guastatoya recibirá a Xela en el juego de ida. A pesar de los antecedentes, la plantilla actual de los chivos confía en que esta sea la ocasión de eliminar al pecho amarillo.

Israel Silva es uno de los jugadores con más experiencia en el equipo chivo, el ariete, que en este torneo ha marcado ocho goles, confía en avanzar a la gran final, aunque reconoce que la serie será complicada.

“Todos los rivales son difíciles y más Guastatoya que en los últimos años sabemos que ha sido un rival complicado para Xelajú, pero este año queremos que sea diferente, no será fácil pero vamos a buscar el pase a la final”, aseguró Silva.

“Ya es tiempo que se le gane, Xela es un equipo grande y este grupo quiere cambiar lo que se ha dado en los últimos años ante el próximo rival”, añadió.

El brasileño analizó la serie y aseguró que el partido del próximo jueves en el estadio David Cordón Hichos será clave para soñar con el boleto a la final.

“Los primeros partidos son los más importantes en la serie, porque el que pega primero pega dos veces, no será fácil el partido allá. El gol de visita será importante, vamos a ir a buscar anotar, esa fue la clave ante Malacateco y si lo logramos estaremos más cerca de avanzar”, añadió.

Motivados

El equipo chivo lleva tres semanas de intensa preparación para el primer juego. El portero David Monsalve explicó que el grupo está motivado por estar más cerca del día de la prueba de oro.

“Ha sido un año complicado por todo lo que se ha vivido, ha pasado mucho tiempo desde nuestro último juego, pero el grupo está motivado por sacar los resultados positivos para llegar a la final”, aseguró Monsalve.

“Considero que los detalles serán claves para ganar, el rival es un equipo que tiene buenos jugadores y un buen entrenador, pero nosotros sabemos lo que tenemos y nos aferramos a nuestro futbol”, analizó.

Debido a la pandemia los juegos serán sin afición, sin embargo, el plantel de Xela se siente respaldado por sus seguidores.

“Desde que logramos el pase a las semifinales los aficionados nos han mostrado su apoyo, aunque no estarán en las tribunas sé que nuestra gente estará apoyando porque son una afición que nos alienta”, añadió el guardameta.

Están cabales

Para este primer juego, Xelajú tiene su plantel a disposición, la única duda será la del juvenil Joshua Ubico, quien presenta molestias musculares en la pierna derecha lo que no le ha permitido entrenador con sus compañeros.

El juvenil fue la figura en la serie ante Malacateco con un gol y una asistencia, por lo que sería una baja sensible de recuperarse.