La experiencia acumulada durante 16 años le está sirviendo a Antonio Morales para enderezar el camino de Xelajú y llevarlo a semifinales del torneo Apertura 2020.

Antonio Morales, único Director técnico de nacionalidad guatemalteca, en semifinales.

 

Raúl Juárez/La Prensa de Occidente

Desde entonces ha ido quemando etapas, desde la Tercera División, hasta ahora, que quedó a cargo de Xelajú MC después de la destitución de Wálter Claverí.

“Me ha tocado picar piedra. Mi mayor satisfacción es esto, lo que estoy viviendo. Dios me dio la oportunidad de tomar el reto: lograr llevar al equipo a donde está. No por mí sino por los jugadores”, dijo el técnico guatemalteco, quien también fue asistente de Érick González en la Sub 20 y Sub 23 de la Selección de Guatemala.

Morales asegura que la “motivación está a tope. Xelajú tenía cuatro torneos de no clasificar y ahora estamos listos para las semifinales”, agregó.

Municipal con Sebastián Bini (Argentina) y Willy Olivera (Uruguay) de Guastatoya y Antigua con Jeff Korytoski (Estados Unidos.) Son los otros técnicos clasificados a las semifinales;  los dos primeros ya saben lo que es ser campeón en el futbol nacional.

Para Antonio, la clave de que Xelajú MC esté en semifinales es el compromiso que tiene el plantel y que se ve reflejado en cada jornada de trabajo. La buena comunicación entre los jugadores y el cuerpo técnico.

El ser un conocedor del futbol guatemalteco, y también exjugador, es una ventaja que le ha permitido al entrenador  del equipo quetzalteco tomar decisiones que, por el momento, funcionan.

“Nosotros seguimos trabajando la misma metodología de Wálter Claverí; la clave como cuerpo técnico es que hemos respetado a los jugadores por sus jerarquías (experiencia y extranjeros). Les hemos dado la confianza y tenemos muy buena comunicación”, indicó.

“Me ha tocado picar piedra. Mi mayor satisfacción es esto, lo que estoy viviendo. Dios me dio la oportunidad de tomar el reto”