De la geometría al ritmo: el estudio de Aurora Nohemí que “deshila” el arte textil maya

843

La arquitecta y artista maya k’iche’, Aurora Nohemí Chaj, desarrolló una investigación sobre el arte de los güipiles mayas, en el que analiza su composición, geometría, ritmo, diseño, textura y técnica. 

José Racancoj/La Prensa de Occidente/Fotos Studio DEF

“Kem-T’isom. Nuch’ab’al” significa “Tejido/bordado, mi voz”, nombre de la investigación, cuyo objetivo es reinterpretar las formas del arte textil maya.

“Mi vena artística es una herencia materna y paterna, a pesar de la pobreza extrema mi bisabuela paterna sabía leer y escribir y mi bisabuelo paterno era marimbista”, comenta Chaj, de 34 años, quien está involucrada en la producción musical, asimismo, diseña una vivienda con una arquitectura sin barreras (accesible para personas con discapacidad). Chaj trabajó el estudio enfocado principalmente en güipiles del occidente del país; uno, de Quetzaltenango y Totonicapán y, el segundo, de Sololá. Su investigación no solo se limita a lo escrito, sino que trasciende a lo musical, es decir, que ha experimentado los sonidos que se pueden desprender de los textiles mayas.
En esta entrevista, Chaj, quien se considera una mujer curiosa y en un constante aprendizaje, creyente en el arte, la ciencia y el amor, nos amplía los detalles de su investigación.

¿En qué consiste esta investigación sobre el arte textil maya?

Kem-T’isom. Nuch’ab’al que literalmente significa “Tejido-Bordado. Mi voz” es una continuación del proyecto “Q’ ventana” que fundé en 2015. Iniciativa para investigar, documentar y vender indumentaria textil maya a través de una revista de moda maya, sin embargo, no fue sostenible por los precios del producto tan bajos en el mercado y de la nula valoración. Actualmente su sostenibilidad y éxito de comercialización se basa, en su mayoría, en la explotación y apropiación cultural inconsciente. Fue ahí donde entendí la importancia de concientizar para valorar este arte tan importante, pero ¿cómo concientizar?  A mi criterio, una de las mejores formas es a través de la investigación, el aprendizaje, documentación y reinterpretación de este arte, desde lo vivencial y desde nuestra experiencia como mujeres indígenas. Así es como nace “Kem-T’isom. Nuch’ab’al”, en un contexto de pandemia y de recursos limitados. Su composición, geometría, ritmo, diseño, textura, técnica, más que desde una mirada antropológica; interpretación estética que nos abre el espacio para recorrerlo desde un segmento breve pero profundo. A mi criterio, interpretar el arte textil maya desde otras perspectivas, nos abre la posibilidad de generar otras conciencias. Es importante hacer valer el derecho a expresarnos, debemos reconocer al artista del tejido y el bordado como indispensable e imprescindible en los conocimientos universales, nacionales y comunitarios.

Güpiles del occidente, ¿cuáles son?

Uno es el güipil de diseño ancestral Q’o’m o multicolor, utilizado con más frecuencia en Cantel, Quetzaltenango y San Cristóbal Totonicapán. El otro es el de diseño ancestral Kot a Po’t, güipil de ave águila bicéfala, utilizado en Santa Catarina Ixtahuacán, Sololá. Son güipiles K’iche’.

A través de estas plataformas puedes acceder a la música e investigación de Aurora.

En spotify: https://open.spotify.com/artist/4yDxIYX6mnyktbiqdtE8Cf?3=

Su canal de Youtube: https://www.youtube.com/channel/UC_ZckduOt4PV7SLxVA9tmaw

Edición 0 de la revista de modas Q’ Revista/catálogo: https://issuu.com/aurorachaj/docs/q__ventana-_dossier0_hd

Drive de la investigación y maqueta de la canción: https://drive.google.com/drive/u/2/folders/1-Tg6QHE3LJuIiXuNjYqQXLcBqJiV9XjX

¿Por qué escogió estas regiones? 

El güipil Q’o’m porque es parte de mi indumentaria desde niña. El segundo, Kot a Po’t, porque considero uno de los diseños más hermosos a nivel nacional, no solo por su tejido sino también el desteñido de la tela, arte en toda la amplitud de la palabra. Aparte de eso Q’o’m es un bordado de trazo libre y Kot a Po’t es más lineal, aplican distintas técnicas de elaboración y diseño, su riqueza visual es diferente y, por lo tanto, nos brindan criterios distintos y en algunos puntos, convergentes.

¿Qué es lo que pudo descubrir con esta investigación?

Lo que hice fue observar, escuchar, deshilar (literalmente), un segmento de cada güipil, abrir los libros. Cuando el movimiento nacional de tejedoras dice: “los tejidos son los libros que la colonia no pudo quemar” es una afirmación, a mi criterio, cierta; cada fragmento del güipil me llevó a miles de opciones de interpretación, formas, ritmos, números, composición, colorimetría, observarlos es realmente una manera tan importante de encontrar datos y maneras de crear arte, ver el mundo y la vida. La información es amplia y compleja, un segmento de cada güipil me atrapó durante meses.

Los puntos principales de la investigación son 13. Estos se resumen en una síntesis de todo el proceso llamado: Ri b’e (el camino) donde propongo 13 pasos para crear. Yo pienso que cada persona que tiene la posibilidad de vestirse o acceso a alguna pieza de arte textil maya, podría acercarse y escuchar, observar, hacer una selección de un fragmento, recibir, escribir, hacer un breve silencio, diseñar, reinterpretar y crear a partir de ello, estoy segura que experimentar con esto va a cambiar toda perspectiva ya establecida. Este proceso de creación lo hice desde la arquitectura, la producción musical, cálculos algebraicos, aritméticos y geometría básica, porque tengo mucha afinidad y conozco del tema.  Pienso que el arte textil maya es un universo tan fascinante que nos brinda la opción de construir miles de procesos metodológicos vivenciales, con identidad y valoración a lo que somos. Imaginen esto en las escuelas, cada niño o niña debería aprender como arte principal el tejido y bordado con identidad cultural y a partir de ahí, crear procesos de promoción del aprendizaje sin ver hacia afuera, es importante ver hacia adentro.

Este trabajo no solo se limita a lo escrito, sino que trasciende a lo musical. ¿Qué nos puede comentar de la parte sonora de este proyecto?

Mi parte favorita fue esta. Después de la geometrización y descripción de los dos güipiles,  seleccioné uno para usar sus formas como notación musical, podría haberlo hecho con los dos pero me habría demorado más, decidí hacerlo con Kot a Po’t, las estrellas en este güipil me parecieron maravillosas, y siendo un diseño más lineal, haría más sencillo el proceso.

De este güipil seleccioné un fragmento de 20 Ch’umil (estrellas). Sin entrar en detalles de la importancia de este ícono representativo en nuestra cultura y cosmovisión, lo geometricé con un programa en formato DWG utilizado para diseño arquitectónico y vectores, ubiqué puntos en algunos vértices y segmentos de las formas, calculé la suma del perímetro de cada centro de las 20 Ch’umil con una fórmula sencilla, decidí que la canción estaría en 4/4 porque este número es la base para la composición y distribución del espacio de los 2 güipiles de la investigación, empecé a colocar los puntos ubicados previamente en el software para producción musical a partir de la segunda nota musical “D” (esto porque el 2 también es un número recurrente en los cálculos), decidí utilizar un plugin de marimba (no tengo marimba física) por ser un instrumento importante en nuestra cultura, y aunque no sabía en qué iba a terminar ¡fue muy emocionante!. Cuando lo escuché empecé a grabar en otros canales una improvisación de varias voces, sobre esta pista, agregué tambores de piel, maracas, flauta de madera y ¡listo! La canción terminó en un track inesperado, yo no sabía cómo iba a terminar, pero me encantó, para mí, ese es el sonido de las estrellas.

La canción aún está en fase de maquetación, no está en todos mis perfiles de reproducción de música, solo en el canal de YouTube Aurora Nohemí, como Ch’umil, la canción se llama Ch’umil.

Cabe mencionar que también hice cálculos de distancias en el güipil Q’o’m, algo sencillo para determinar distancias con medidas de longitud basadas en el cuerpo, la geometría y el bordado, este momento fue demasiado hermoso. Me encantaría más adelante escribir una metodología para el estudio de álgebra y aritmética básica tomando como base el arte textil maya.

¿Es difícil conseguir apoyo para este tipo de trabajos, lo digo porque el proyecto fue apoyado por la embajada de Noruega en México?
En este país, todo es difícil, por lo menos para nosotras las mujeres,  profesionales, expertas y artistas indígenas, es nadar contra corriente. Fue gracias al apoyo del movimiento de artistas mayas Ruk’u’x y su ejecución de un fondo otorgado por la embajada de Noruega en México que pude cubrir gastos mínimos de producción. Aunque el documento está en una primera versión y necesito una revisión profesional y traducciones por lo menos al K’iche’ e inglés, me siento feliz del resultado.

¿Qué proyectos está impulsando actualmente?
Gestiono fondos para llevar esta investigación al siguiente nivel, como ya mencioné, a una revisión de textos profesional y profunda, una traducción en al menos dos idiomas, un trabajo de rediseño y diagramación, impresión, y por supuesto, para hacer una producción completa de “Chumil”, musical y audiovisual. Así mismo, la gestión de fondos para la producción audiovisual de “El fuego se lleva dentro” y “Jun Nim K’aslemal”, dos temas musicales de mi más reciente EP, y la producción completa de “Mi Nan” una canción dedicada a las madres, que quiero y espero poder lanzar en mayo de este año, espero lograr los recursos para esto. Más la producción de más música que actualmente escribo.

Por lo que si alguna persona, institución o colectivo desea apoyar todos o algunos de estos proyectos, puede escribirme a aurora.nohemi.art@gmail.com.

Arquitecta y artista; educadora independiente y consultora en temas de autonomía económica para mujeres. La investigación la puede encontrar en las redes sociales de Aurora Nohemí.

Proyectos que Aurora tiene en puerta. 

Producción del siguiente EP. Espera lanzarlo en diciembre de este año.

Videoclip de “Ch’umil”. Posiblemente en abril de este año.

Videoclip de “Mi Nan”. A lanzarse en mayo de este año.

Depende del apoyo y fondos económicos que pueda gestionar. Más información en aurora.nohemi.art@gmail.com.