Durante su visita a Quetzaltenango, el presidente dijo que se introducirá una nueva variedad de papa, la cual será fortificada.

José Racancoj/La Prensa de Occidente
Giammattei, junto a autoridades locales de Quetzaltenango, colocaron la primera piedra de lo que será el centro de acopio, comercialización y capacitación de la papa en la aldea Los Duraznales, Concepción Chiquirichapa.

La inversión en el proyecto suma Q6 millones 948 mil y es financiado por el Gobierno de Guatemala con apoyo de la República de China (Taiwán).

Este nuevo centro de acopio, indicaron autoridades, beneficiará a más de 2 mil 590 familias dedicadas a la producción de papa de los municipios de San Juan Ostuncalco, San Martín Sacatepéquez, San Miguel Sigüilá, San Mateo, La Esperanza y la cabecera departamental de Quetzaltenango.

Variedad mejorada
Durante su intervención, el mandatario dijo que pronto se iniciará con la introducción de una nueva variedad de papa, que contiene vitamina C, hierro y zinc, la cual se trabaja en el Instituto de Ciencia y Tecnología Agrícola (ICTA).

“Vamos a tener papas fortificadas produciéndose en aldeas Los Duraznales. Podremos decirle al mercado ‘no solo son papas, sino que llevan vitaminas’”, refirió el mandatario.

La producción de papa en Guatemala satisface el mercado nacional y un pequeño excedente se destina a la exportación. Huehuetenango, Quetzaltenango y San Marcos son los principales departamentos productores de papa en el país y juntos suman el 76% de la producción nacional de este tubérculo comestible.