Juguetes sin Niñas es el nombre que se le dio a la manifestación realizada este domingo en el Parque Central de Xela, donde se exigía mayor seguridad para las niñas y niños, así como para las mujeres.

José Racancoj/La Prensa de Occidente 
Peluches, flores, velas y carteles, colocados en el frontispicio de la Municipalidad de Quetzaltenango, eran un homenaje y una forma de recordar a todas las niñas y mujeres que han sido víctimas de la violencia en el país.

Esta manifestación en la que participaron niñas y mujeres que son parte de diversos colectivos era para exigir justicia por los crímenes y delitos de los que han sido víctimas niñas y mujeres en los últimos días.

“Denunciamos la violencia estructural y sistemática en contra de las niñas y mujeres de este país. Exigimos que las autoridades tomen cartas en el asunto, que escuchen y le crean a las víctimas”, refirió Pilar Bagur, del Colectivo de Mujeres de Quetzaltenango.

De acuerdo con las manifestantes, las autoridades deben accionar, investigar y capturar a los responsables de los delitos, pues en Quetzaltenango hay varios casos que siguen sin ser resueltos.

“Exigimos cambios estructurales, se necesita resolver el problema de raíz, exigimos un sistema educativo que ayude a las niñas a identificar los hechos de violencia y los puedan denunciar. Y hacer conciencia en los hombres de que los hechos de violencia no puede ser naturalizados, no esta bien agredir a las mujeres”, apuntó Bagur.

Evidente violencia contra niñas
En los últimos días se han dado diversos hechos de violencia contra niñas y niños. Se reportó el crimen de Sharon Figueroa en Petén; luego dos niñas y un niño, junto a sus padres, fueron asesinados en Chiquimula; anoche fue secuestrada una recién nacida también en Petén, y rescatada sana y salva este domingo; y se denunció el acoso sexual a una niña en San Marcos, el hombre señalado en este caso, Walter Sical, está prófugo de la justicia.