Taxistas, fleteros y tuctuqueros continuarán con las protestas si el Ejecutivo no suspende y deroga el acuerdo gubernativo 17-2020, que los obliga a adquirir un seguro.

José Racancoj/La Prensa de Occidente
Calles aledañas al Parque Central de Xela se vieron hoy totalmente bloqueadas por la manifestación de taxistas, fleteros y tuctuqueros, tanto de Quetzaltenango como de Zunil, Cantel, Almolonga, Olintepeque, La Esperanza, e incluso de Mazatenango, quienes se oponen al reglamento de este acuerdo que los obliga a adquirir un seguro por daños a terceros.

Para esta manifestación los inconformes utilizaron sus vehículos en donde colocaron mensajes en contra de la disposición gubernamental, que fue avalada por el expresidente Jimmy Morales y que entrará en vigencia el próximo 20 de febrero.

Edwin Velásquez, de la asociación Xela Taxis, refirió que la imposición del pago del seguro es un golpe a la economía de los taxistas, fleteros y tuctuqueros, quienes han sido muy afectados por la pandemia. “En estos tiempos no estamos para que impongan más cargas, al contrario, deberían ayudarnos a subsistir y llevar el pan de cada día a nuestras familias”, explicó.

“Es un seguro para terceros, ni siquiera cubre al conductor, quien es el que paga. A eso se suma que las aseguradoras ponen muchas trabas para cobrar el seguro”, agregó Velásquez.

Por ello se presentaron ante el gobernador departamental de Quetzaltenango, Erick Tzun, para que remita al presidente Alejandro Giammatei sus peticiones, siendo la principal la suspensión y derogación del acuerdo. Y advirtieron que si en tres días no se cumple con lo que piden, seguirán manifestando.

Carlos Cojulun, taxista del Parque Central, señaló que se sienten perjudicados y están cansados de que todo sea impositivo. “Sentimos que es un negocio particular. No solo no hay trabajo por la pandemia y nos vienen a castigar con esto, no es justo”, apuntó.

Se estima que en la manifestación, que inició en el parque Benito Juárez y finalizó en Gobernación y el Parque Central de Xela, donde las calles quedaron bloqueadas por completo por los vehículos, participaron unas 800 personas.