Dan luz verde al ciclo escolar en el departamento

40

Este año los estudiantes pasaran tiempo compartido en aulas y en sus viviendas, dependiendo de las regulaciones establecidas en el sistema de alertas del Ministerio de Salud, en cada municipio.

Mirna Alvarado/LaPrensadeOccidente

Este lunes, la Escuela Oficial Urbana Mixta, zona 1 de La Esperanza, Quetzaltenango, fue el escenario del acto de inauguración del ciclo escolar 2021 para el sector público, el sistema será híbrido, al menos para este municipio y otros que no están en alerta roja.

El acto oficial se pretendía realizar en el municipio de San Mateo pero el tablero de alertas covid-19 cambió recientemente en esa localidad, ante lo cual se desarrolló en La Esperanza, en la actividad participan autoridades de la Dirección Departamental de Educación (Dideduc) de Quetzaltenango, director y maestros de la escuela, el director del Área de Salud, el alcalde de La Esperanza y el supervisor educativo.

Durante la intervención del doctor Juan Nájera, director del Área de Salud se recalcó la importancia de continuar con los protocolos sanitarios para evitar contagios de covid-19, entre los estudiantes de las Escuelas.

Método híbrido

El director departamental de Educación Francisco Tito Huinac, explicó que la modalidad de clases para el sector público será bajo la modalidad híbrida, es decir se combinará el método tradicional presencial con el virtual.

De acuerdo con el Acuerdo Ministerial 300-2020 y el protocolo del Mineduc, las escuelas estarán cerradas cuando el semáforo marque rojo y se abrirán cuando la alerta esté en color naranja y amarilla, mientras que en aquellos municipios que se encuentren en verde, la apertura será total.

Para garantizar la seguridad sanitaria en las aulas, la asistencia de los estudiantes será por grupos y en estricto cumplimiento a las normas establecidas por el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS), es decir con el uso de mascarillas, aplicación de antibacterial, distanciamiento y el control de aforo.

Desde el 16 de marzo de 2020, los estudiantes no acuden a las aulas cuando las autoridades decidieron suspender las clases presenciales para evitar contagios de coronavirus.