Esta nueva área en el Hospital Regional de Occidente (HRO) requirió una inversión que supera los Q5 millones, y empezará a funcionar a partir del próximo mes.

José Racancoj/La Prensa de Occidente
Lo que en su momento fue el Comedor Solidario, que funcionaba en el perímetro del HRO de Xela, es ahora el Intensivo de Aislamiento, en el cual se atenderá a pacientes positivos a covid-19.

Tiene capacidad de 29 camas y es un área, a nivel de infraestructura, independiente del HRO, pues cuenta con su propia planta eléctrica, bombas hidráulicas, aire comprimido y su bomba de vacío. Las autoridades de salud, quienes inauguraron hoy este espacio, señalaron que se trata de un “intensivo de alta calidad”, ya que cuenta con ventiladores, monitores y una central de monitoreo.

El proyecto requirió una inversión de casi Q5 millones 500 mil. En infraestructura, para adecuar el edificio del Comedor Solidario y convertirlo en un Intensivo, se gastaron Q600 mil; en la compra de equipo técnico se requirieron Q2 millones 200 mil; y en el equipo médico fue necesaria la inversión de Q2 millones 500 mil.

Giovanni Ortega, director del HRO, explicó que el traslado de pacientes con covid-19 a está área será paulatino, y se estima que ya esté funcionando el 1 de abril. Con el traslado, se esperan recuperar diversas áreas para otros pacientes.

En cuanto al personal, Ortega refirió que ya se contrató personal técnico, pero aún falta personal de Enfermería para reforzar el área. “Ya tenemos algunos que trabajan en área covid, que son los que se van a trasladar, porque acá trasladaremos a los pacientes que se tratan en (áreas) covid”, explicó Ortega.

En la inauguración del Intensivo participó el viceministro de Hospitales Francisco Coma, así como autoridades municipales y de Gobernación.