Aunque se ha realizado la convocatoria para interesados en optar a la gerencia y subgerencia de la Empresa Eléctrica Municipal, hasta la fecha las plazas no han sido ocupadas.

Momento en que Calijau y Chang fueron capturados

Mirna Alvarado/LaPrensadeOccidente
Hasta ahora los expedientes se encuentran en análisis y momentáneamente Amilcar Rivas gerente de la municipalidad es quien ocupa la gerencia interina de la Empresa Eléctrica Municipal, se espera que en los próximos días se tenga a la persona idónea para el puesto.

El plazo para la contratación de los nuevos directivos de la EEMQ es de 30 días es decir que ya venció el tiempo establecido.

El pasado 28 de enero la Fiscalía Especial Contra la Impunidad FECI, en coordinación con la Policía Nacional Civil, capturaron a Marvin Joel Calijau Ramírez y Óscar Humberto Chang Arreaga, quienes fungían como gerente y sub gerente de la Empresa Eléctrica Municipal, fueron acusados de corrupción.

El juez Milton Estrada otorgó medidas sustitutivas a Marvin Joel Calijau Ramírez y Óscar Humberto Chang Arreaga, el 30 de enero durante la audiencia de primera declaración
Calijau Ramírez y Chang Arreaga fueron señalados de exigir más Q43 mil a cambio de agilizar y realizar los dictámenes necesarios a favor de dos proyectos de urbanización que el denunciante gestionó en la Municipalidad de Quetzaltenango.

La medida sustitutiva, incluyó arresto domiciliario que permite la movilización en la cabecera de la ciudad de Quetzaltenango, además debía acudir cada semana (lunes) a firmar el libro en la sede del Ministerio Público (MP) de Quetzaltenango, prohibición de salir del país.

Prohibición de llegar a la Municipalidad, EEMQ y el restaurante en donde se reunían los implicados, ubicado en la zona 7, de Xela, además de la prohibición de comunicarse con empleados de la EEMQ y Municipalidad de Xela, también se les pidió pagar una caución económica de Q10 mil.

Pero el 25 de febrero, Marvin Joel Calijau Ramírez exgerente general de la Empresa Eléctrica Municipal de Quetzaltenango (EEMQ), fue declarado en rebeldía y se ordenó su captura porque no se presentó a una audiencia programada para ese día.

El Juzgado de Primera Instancia Penal de Quetzaltenango resolvió de esa manera a petición de la Fiscalía Especial contra la Impunidad (FECI).