La pandemia obliga a que los actos litúrgicos de la Semana Mayor en los templos católicos se celebren con presencia limitada de fieles o sin ellos. Pero eso no quiere decir que no se puedan realizar actividades en casa para recordar la pasión y muerte de Jesús.

José Racancoj/La Prensa de Occidente
Con información de Desde la Fe

El Viernes Santo es un día de reflexión para los católicos, que permite acompañar espiritualmente a Jesucristo en su Pasión y Muerte. Además, es una jornada de ayuno y abstinencia.

Tradicionalmente en muchas parroquias se realizan viacrucis, la adoración de la cruz y se unen al dolor y soledad de la Virgen María.

Debido a la pandemia existen limitaciones para participar en estos actos, por lo que aquí te presentamos una serie de recomendaciones para que en tu hogar y en compañía de tu familia puedas participar en esta importante celebración.

Viernes Santo
El color Litúrgico es el rojo. Decora la mesa de tu comedor con un mantel o listón de color rojo con un crucifijo al centro de la misma. En las puertas, ventanas o balcones podemos poner una cruz representativa del momento solemne que vivimos.

Viacrucis
El encierro en el que nos encontramos no debe ser un impedimento para que puedas vivir las estaciones del Viacrucis dentro de tu casa y rezarlo en familia. Para ello, puedes colocar algunas pequeñas cruces por cada una de las 14 estaciones.

Estas pueden ser realizadas por los miembros de la familia con algún material sencillo. Si el espacio de tu hogar es reducido puedes hacerlas en un mismo lugar. Al finalizar, realiza la meditación de las 7 palabras de Cristo en la cruz:
Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen (Luc 23, 24).
En verdad te digo: “Hoy estarás conmigo en el paraíso” (Lc 23, 43).
Hijo, he ahí a tu Madre; Madre, he ahí a tu hijo (Jn 19,26).
¡Dios mío! ¡Dios mío! ¿Por qué me has abandonado? (Mt 27,46).
Tengo sed (Jn 19,30).
Todo está consumado (Jn 19, 30).
Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu (Lc 23, 46).

Adoración de la Santa Cruz
Reunidos en torno a una pequeña mesa el jefe o jefa de familia puede sostener un crucifijo o una Cruz tapada con un lienzo o pedazo de tela, luego realizará una pequeña reflexión sobre la cruz e irá destapándola para que cada uno de los miembros de la familia se acerquen y hacer un acto de adoración ante ella.

Pésame a la Virgen
En algún lugar de la casa se puede poner una imagen de la Virgen Dolorosa o alguna otra imagen que se tenga de ella haciendo alguna reflexión sobre el dolor y la experiencia de muchas madres que pierden a sus hijos como víctimas de la violencia o injusticias.