Durante la reunión del Concejo Municipal de Quetzaltenango, la procuradora de Cobros planteo la urgencia de genera un proceso de recuperación de la deuda que mantiene el gobierno por pagos de servicios básicos de los edificios donde se ubican los centros carcelarios.


Mirna Alvarado/LaPrensadeOccidente

La procuradora de Cobros de la Municipalidad de Quetzaltenango, Leslie Mérida, explicó que los centros preventivos de hombres y mujeres así como la Granja Penal de Cantel tienen una deuda con la municipalidad de más de 1 millón por servicios de agua, energía eléctrica y otros.

“Tanto la Granja Penal Modelo de Rehabilitación Cantel como los preventivos de hombres y mujeres adeudan Q1 millón 25 mil por servicios básicos y lo que hoy pedimos al Concejo es que se autorice el plan para recuperación de deuda”, resaltó Mérida.

Agregó que la deuda tiene más de 20 años, por lo que se pidió al Concejo Municipal además de la aprobación del plan de recuperación de deuda, la designación de un mandatario para iniciar acercamientos con el Ministerio de Gobernación (Mingob) y el Sistema Penitenciario y acordar un plan de pagos.