No se ha demostrado plenamente la eficacia que puede tener la ivermectina para tratar el covid-19; su uso inadecuado y sin prescripción médica puede tener serias consecuencias para la salud.

José Racancoj/La Prensa de Occidente
La ivermectina es un medicamento antiparasitario. Y aunque algunas personas, como el presidente Alejandro Giammattei, lo han recomendado para tratar o prevenir el coronavirus, su eficacia para este fin no está plenamente demostrada.

En todo caso, su consumo debe ser bajo prescripción médica y la población debe evitar automedicarse, explicó Ana Gómez, epidemióloga del Área de Salud.
“El médico que está documentando el caso de covid-19 debe decidir si el paciente debe tomar este tipo de medicamentos, pero no debe haber automedicación”, refirió.

Automedicarse cualquier fármaco puede tener serias consecuencias a la salud, por lo que es necesario que sea un médico el que indique la cantidad de dosis y por cuánto tiempo se debe administrar.

En el caso específico de la ivermectina, su uso indiscriminado o en dosis que no son las adecuadas para una persona, puede ocasionar serios daños en el hígado.

Autoridades de Salud de Quetzaltenango han explicado que aunque el kit que entrega el Ministerio de Salud a pacientes con covid-19 incluye ivermectina, existen estudios que se están actualizando y con los que podría quedar descartado como parte del tratamiento.

Criticada recomendación
El pasado 20 de abril, durante una actividad en Andorra, España, el presidente de Guatemala Alejandro Giammattei dijo que la ivermectina sustituye a la vacuna contra el covid-19 si se toma de forma preventiva.

“La ivermectina, que sustituye por mucho a la vacuna si se toma preventivamente. Dos pastillas de 6mg, valga la receta gratis, dos diarias por dos días, cada tres semanas, provoca por alguna razón que presente más dificultad el virus para penetrar en la célula. Eso hace que sea más leve el contagio”, comentó el gobernante durante un foro empresarial previo a la 27 Cumbre Iberoamericana.

Estas declaraciones fueron fuertemente criticadas en redes sociales, mientras que la OMS ha recomendado que este fármaco sólo se utilice en ensayos clínicos.