El Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) con la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS) inauguraron el Centro de Hemodiálisis en Quetzaltenango.

Adrián Velásquez/La Prensa de Occidente

Descentralizar los servicios a nivel nacional, incorporar nuevas tecnologías para la atención de los afiliados, equipar el hospital y dar calidad del servicio, es el objetivo del IGSS. Es por eso que el Instituto tiene de 29 centros de tratamiento renal en todo el país.

Carlos Contreras, presidente del IGSS, dijo que este equipo está al servicio de los vecinos de Quetzaltenango y de la población del occidente.

“Los pacientes renales que tendrían que recorrer grandes rutas, tres veces a la semana, a la ciudad de Guatemala, ya no tendrán que hacerlo pues habrán siete lugares estratégicos en el país”, informó Contreras.

En esta oportunidad, el IGSS está realizando inversiones por más de Q930 millones para atender a 5 mil 200 pacientes renales. “Nos encontramos aquí para inaugurar el servicio de hemodiálisis que para UNOPS ha implicado un proceso de licitaciones internacionales y de siete proveedores especializados para descentralizar el servicio de salud”, dijo Andrea Calvaruso, directora de UNOPS.  Agregó que este hospital es un modelo de atención eficiente.