Dos sacerdotes han fallecido en las últimas horas en la región, dejando un profundo luto en la feligresía católica.

Padre Gustavo Domínguez Coutiño, vicario de la parroquia de San José Patriarca.

José Racancoj/La Prensa de Occidente
La mañana de este miércoles se confirmó el deceso del padre Gustavo Domínguez Coutiño, quien era vicario de la parroquia San José Patriarca, en Jardines de Xelajú, zona 7 de la ciudad de Quetzaltenango.

Monseñor Mario Alberto Molina, arzobispo de Los Altos, refirió que desde hace años el padre Domínguez padecía de diabetes, lo que le causaba diversas descompensaciones. Debido a su situación de salud, a principios de 2020 dejó de ser el párroco de Concepción Chiquirichapa, donde servía, y se trasladó a vivir con su familia, colaborando con la parroquia de San José Patriarca.

Sin embargo, hace más de un mes, le comunicaron al arzobispo que el padre y su hermana con la que vivía, dieron positivo a covid-19, por lo que fue trasladado al Hospital Temporal, aunque no presentaba síntomas.
“Salió del hospital y a los 2 o 3 días tuvo una descompensación de potasio con convulsiones, según lo que me comentaron, fue ingresado al Intensivo del Hospital Regional de Occidente, donde de nuevo salió que tenía coronavirus”, explicó monseñor.

Agregó que en el intensivo estuvo con problemas de insuficiencia renal y otros males, “desde hace unos 5 o 6 días me dijeron que en cualquier momento podría ocurrir el desenlace, lo que ha ocurrido hoy”.

El cuerpo del padre ya fue inhumado en el Cementerio General de Xela, y para ello se siguió el protocolo de covid-19.
En Catedral Metropolitana de los Altos se celebrará la misa de exequias el próximo viernes a las 10 horas.

El recién nombrado administrador parroquial de San José Patriarca, Dionicio de Jesús Ramírez, expresó a la familia del padre Gustavo su solidaridad y agregó que celebrarán una misa para pedir por su eterno descanso, en ellas sólo participará la familia del padre Gustavo.

“Ahora él está con Dios, la muerte no es la última palabra sino al contrario, pasamos a mejor vida, pero humanamente hablando esta parroquia está dolida por la muerte del padre”, refirió el sacerdote.

Despiden al padre Domínguez en la Catedral de Los Altos.

Adiós al padre Paulo Quinilla
Hoy también se dio a conocer el deceso del padre Paulo Quinilla Santos, párroco de Uspantán, Quiché.

Monseñor Mario Alberto, quien fue obispo de Quiché por más de 6 años, recordó al padre Pinillo, con quien trabajó bastante.
“Era un padre joven, él tuvo covid-19, estuvo hospitalizado, salió habiendo superado, pero parece ser que hubo circunstancias, al haber estado afectado por esta enfermedad, que le causaron un paro cardiaco. No murió de covid, sino de efectos posteriores a la enfermedad, murió a las 2 de la mañana”, comentó.

Padre Paulo Quinilla Santos, párroco de Uspantán, Quiché.