El director del Sistema Penitenciario confirmó que el motín está relacionado con el asesinato en la zona 6 de Xela de una modelo venezolana, que era pareja de uno de los reclusos.

José Racancoj/La Prensa de Occidente
Luego del violento motín de ayer en la Granja Penal Cantel de Quetzaltenango, en el que fueron asesinados 7 internos, las autoridades penitenciarias y policiales trasladaron este jueves a 77 reos a distintos centros carcelarios.

“Ya se retomó el control del centro. Se atendió a varias denuncias de los mismos privados de libertad, lo que conllevó a que 77 personas, que habían sido expulsadas por parte de la población reclusa, protegiendo su integridad y a través de una exhibición personal del juzgado de Cantel, las trasladaramos a diferentes centros de privación de libertad en la capital para tener mayor control y poder eliminar el tema de la extorsión”, explicó el director del Sistema Penitenciario (SP), Luis Rodolfo Escobar.

Agregó que se tomarán otras medidas, como la suspensión de las visitas y no se podrán recibir encomiendas.
También se cancelará la libre locomoción dentro del centro, que era parte de la libertad de la que gozaban los internos.

Crimen y motín están relacionados
Escobar confirmó, de acuerdo a lo que contaron los reos, que el motín esta relacionado con el crimen en la zona 6 de Xela de la modelo venezolana Anaís del Carmen Gambín Méndez, de 30 años, esposa de uno de los internos.

“Ellos dicen que fue un momento de ira cuando se enteraron del fallecimiento de la persona que estaba en el centro de Quetzaltenango. Se alteraron porque la víctima era esposa de uno de los privados de libertad”, refirió el director del SP.

De acuerdo con autoridades policiales, Gambín Méndez era la pareja del reo Carlos León Barillas, nieto del narcotraficante «Juancho León».

Algunos internos sin identificar indicaron anoche que el grupo de reos asesinados eran extorsionistas y que incluso extorsionaban a nivel interno, por lo que el crimen de Gambín Méndez fue “la gota que derramó el vaso”.

Identificados
Autoridades identificaron a los siete reos asesinados en el Penal de Cantel, siendo ellos: 

-Melvin Eduardo Enrique Hernández. De Escuintla, enfrentó juicio por su presunta participación en el asesinato de Byron Lima Oliva.

-Adrián Eduardo García Fuentes. De Escuintla, detenido en 2015, tras operativos para desarticular a un grupo dedicado al tráfico de estupefacientes. 

-Édgar Estuardo Marquez Siguenza. De Olintepeque, condenado a 83 años en prisión por secuestro, era integrante de la banda de secuestradores Los Pitágoras. 

-Edvin Humberto Guerra Ipiña. De Izabal, sentenciado a 33 años de prisión por delitos como asesinato y portación de arma de fuego. 

-Melvin Ardany Cabrera Molina. De Quetzaltenango, condenado a 8 años en prisión por portación ilegal de arma de fuego y a 6 años por asociación ilícita. Según investigaciones, era parte de un grupo dedicado a la extorsión. 

 -José Manuel Sosa Matul. De Coatepeque, detenido en 2018 tras una serie de allanamientos, en la que fueron capturados integrantes del Barrio 18 y del grupo llamado Imitadores.

-Victor Manuel Ventura Isem. De Alta Verapaz, condenado a 62 años de prisión.