Su sonrisa se dibujó toda su vida hasta el último segundo, de bigote bien tallado, vestía implacable cuando el escenario lo merecía, pero el pasado 17 de mayo el COVID-19 apagó sus ojos. Isaías Sapon dejo de existir pero su legado trascendió a través de su lucha por los derechos de las personas migrantes.

Gilberto Escobar/Colaborador

Isaías Sapón, originario de San Cristóbal Totonicapán, radicaba desde hace varios años en Houston, Texas. Su liderazgo le valió haber tenido un acercamiento con la líder política Hillary Clinton, su agilidad y liderazgo lo demostró en varias organizaciones, la última y más importante fue Fight for 15 (lucha Por 15).

Isaías en la conocida lucha por 15 buscó con otros grandes líderes el reconocido para el aumentar del salario mínimo por hora a nivel nacional, buscado siempre el bienestar de los trabajadores. Ahora su familia en su natal San Cristóbal Totonicapán espera la repatriación.