El convenio permitirá que familias de escasos recursos en comunidades vulnerables en los departamentos de Quetzaltenango, Totonicapán, Huehuetenango, San Marcos y Quiché tengan acceso a proyectos de vivienda e infraestructura.

José Racancoj/La Prensa de Occidente
El grupo Progreso y la organización Catholic Relief Services (CRS) firmaron una alianza que permitirá implementar soluciones de vivienda, agua potable y tratamiento de aguas residuales para familias vulnerables en el Altiplano Occidental del país a través del proyecto Comunidades Liderando su Desarrollo (CLD) de la Agencia de Los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y CRS.

El convenio, que se firmó este miércoles en un acto ceremonial que se realizó en la capital, se enfoca en cuatro áreas estratégicas de colaboración: agua, vivienda social (infraestructura y reconstrucción) y sector de construcción en general.

En el marco de esta alianza las comunidades se beneficiarán con apoyo técnico en agua y el conocimiento desde el punto de vista del compromiso del sector privado, capacitación para orientar inversión efectiva en mejora de vivienda y desarrollo de proyectos de infraestructura en cooperación y apoyo.

La alianza permitirá que familias de escasos recursos en comunidades vulnerables en los departamentos de Quetzaltenango, Totonicapán, Huehuetenango, San Marcos y Quiché tengan acceso a proyectos de vivienda e infraestructura que les permita mejorar su calidad de vida.

La firma del convenio estuvo a cargo de Adolfo Gramajo, Gerente de Negocio Cemento, y Daniel Burgess, representante de país en funciones de CRS, y contó con la participación de representantes de Progreso y CRS.

“En Progreso estamos convencidos que a través de este tipo de alianzas podremos seguir abonando para alcanzar nuestro propósito trascendente ‘Construir juntos el país donde queremos vivir’”, indicó durante la ceremonia de firma, Guillermo Monroy, gerente de Ciudadanía Corporativa.