Integrantes de la Asociación de Imprentas de Guatemala se manifestaron en contra de la vigencia de la Factura Electrónica, situación que ha afectado a 7 mil imprentas en todo el país.

Mirna Alvarado

La manifestación se realizó frente a las instalaciones de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), en la zona 1 de Xela, donde indicaron que la no impresión de talonarios de factura ha afectado seriamente este tipo de negocios. “Pedimos que nos permitan seguir imprimiendo facturas de empresas grandes que son las que nos sostienen”, dijo Demetrio Rodas representante de dicha asociación.

De acuerdo con Rodas en el departamento de Quetzaltenango hay alrededor de 250 imprentas, algunas con muchos años de trabajo las cuales han tenido que despedir personal por falta de recursos.

“La mayoría de imprentas viven del 95% de las facturas, ahora las imprentas han reducido su personal, gracias a Dios ninguna ha cerrado”, aseguró.

Al mismo tiempo que se realizaba la manifestación en Quetzaltenango, otro grupo apoyaba la entrega de peticiones al Congreso de la República para que puedan considerar dejar sin efecto las factura electrónicas.

Cesar Cajas otro integrante de dicha Asociación indicó que en el acuerdo 222-2019 publicado en el Diario Oficial en noviembre de 2019, establece que la factura electrónica es opcional, sin embargo ahora la Superintendencia de Administración Tributaria ahora obliga todas las empresas a tener facturas electrónicas.

“Si seguimos así nos vamos a quedar sin trabajo, en otros departamentos sabemos que algunas imprentas han cerrado por la falta de impresión de talonarios de facturas”, indicó Cajas